A principios del trimestre, todavía estaban los inversores contentos con un mercado alcista que ya duraba una década. Pero la pandemia del coronavirus y sus consecuencias económicas acabó con todo y los principales índices americanos cayeron un 20% a mediados de marzo, entrando oficialmente en un mercado bajista.

El Ibex 35 cierra marzo cayendo -22,2%, el peor mes de su historia, y el peor trimestre termina con -28,9%. Hasta ahora el peor mes fue agosto de 1998 (-21,14%).  Pero en el Viejo Continente también la mayoría de las bolsas han marcado récords negativos. El EuroStoxx 50 con la mayor caída mensual de la historia superando a octubre de 2008 (-14,69%) y marcando -16,3% (en el año cae -25%). La Bolsa italiana (-22,1%) y la inglesa (-13,9%) también marcan su peor registro mensual. Francia (-17,2%) estuvo a punto de batir su récord y Alemania también esquiva su récord de -25,42% de septiembre de 2002.

Vuelvo a insistir en que tendremos dos fases principales en los mercados. Una será cuando se haya tocado techo en cuanto a los contagios y muertes en los principales países (aunque Estados Unidos comenzó más tarde y seguramente tarde más tiempo en llegar). en ese momento los mercados subirán con fuerza. Pero luego vendrá la segunda fase, cuando los efectos económicos empiecen a aparecer y entonces volverán a caer. Y es que ni siquiera tras las grandes Guerras Mundiales el escenario económico se presentaba tan sombrío, porque al menos no toda la economía está paralizada, ahora sí. El desempleo se incrementará bastante, ya que muchas empresas no podrán remontar el vuelo tras el tema del virus y acabarán cerrando. Todo cambiará, todo.

Imagen

Gráfico: Dow Jones Market Data

La caída de las acciones ayer martes cimentó el peor trimestre del Dow Jones desde el año 1987. La tabla siguiente muestra las acciones que más se han desplomado.

Imagen

Gráfico: Dow Jones Market Data

El martes el Dow Jones cayó -1.8% y bajó un -23,2% en el primer trimestre, lo que supone el mayor descenso desde el cuarto trimestre de 1987, cuando ocurrió el Lunes Negro (19 de octubre). Las únicas acciones del Dow Jones que subieron durante el primer trimestre fueron las de Microsoft que cerraron a 157,71 dólares el 31 de marzo, un centavo más que los 157,70 dólares del 31 de diciembre.

El índice S&P 500 cayó -1.6% el martes para un descenso del -20% en el primer trimestre. Por su parte, el Nasdaq cayó ayer -1% y en el trimestre -14,2%.

La verdad es que un tramo de pérdidas de enero a marzo sólo ha ocurrido otras siete veces en la historia del índice bursátil…

Imagen

Gráfico: The New York Times

¿Y cómo suelen reaccionar posteriormente los mercados? Pues miren, cuando el S&P500 ha tenido caídas de un -15% o más en un trimestre, generalmente se ha comportado bien luego. Por ejemplo, de media, el siguiente trimestre sube un 5,01%, el tercer trimestre un 12,66% y el año siguiente un 16,64%. Pero ya sabemos que el caso actual es excepcional, de manera que veremos qué sucede…

Imagen

Gráfico: Bespoke

Basta ver la evolución de los sectores del S&P500 en el trimestre para entender la gravedad de la situación.

Imagen

Gráfico: Dow Jones Market Data

En el S&P500 se ha formado recientemente una cruz de la muerte, un patrón que consiste en que su media móvil de 50 días se cruza con su media móvil de 200 días. Esto se conoce como la cruz de la muerte y suele ser un indicador de corto plazo bajista para los mercados. Pero no lo teman literalmente, ya que no siempre arroja buenos números: después de que la cruz de la muerte golpease el 4 de mayo de 1962, el S&P 500 llegó a perder un -13,1% en el mes siguiente. En cambio, el 28 de agosto de 2015 el S&P 500 sólo cayó un -5,3% en el mes.

Y una de las razones la tenemos en que estamos ante la mayor volatilidad nunca vista

Imagen

Gráfico: Bespoke

Desde 1950, abril ha sido el segundo mejor mes del año para el S&P 500, es más, en los últimos 20 años ha sido el mejor mes.

Imagen

Gráfico: Wall Street Journal

Durante las últimas 11 recesiones, se ha tardado un promedio de 18 meses en empezar a recuperarse después de los primeros signos de una contracción económica. En 93 años de datos, lo más rápido que ha pasado desde el comienzo de una recesión hasta el fondo de un mercado bajista fueron dos meses. Han pasado tres semanas desde que el S&P 500 cayese un -20%. El otro día cuando el S&P 500 ganó un +9,4% en su mejor día desde 2008, 494 acciones subieron, es decir, el 98% del índice. El poder adquisitivo fue tan fuerte en los dos días siguientes que se clasifica entre los mejores tramos de tres días desde al menos 1940 (señales similares sólo se han visto otras nueve veces, la más reciente en 2016).

Si contamos los 9 mercados bajistas desde el año 1950 se puede decir que el rebote máximo promedio durante esos mercados bajistas fue de + 14.5%.

Imagen

Gráfico: LPL Research

Suscríbase (es gratuito) y así recibirá cómodamente y en tiempo real en su correo los artículos que se vayan escribiendo. Pinche aquí para suscribirse

Mis servicios

Dirigidos a toda persona interesada en los mercados financieros, tanto los que quieren empezar poco a poco y aprender, como los que llevan ya tiempo invirtiendo. Todo ello explicado de manera sencilla y amena, con el objetivo de que toda persona lo entienda independientemente de sus conocimientos o experiencia.