El volúmen climático, después de una fuerte recuperación o caída, indica que está a punto de producirse un cambio en la dirección del mercado.

El volúmen se considera climático cuando dobla el volúmen medio diario de los últimos diez días.

El volúmen climático, después de un movimiento fuerte al alza, indica un techo y vendrán recortes.

El volúmen climático, después de un movimiento fuerte a la baja, indica un suelo y vendrán rebotes.

Cuando el volúmen climático se produce después de un fuerte cambio de movimiento al alza, hay que comprar.

Cuando el volúmen climático se produce después de un fuerte cambio de movimiento a la baja, hay que vender.

Mis servicios

Dirigidos a toda persona interesada en los mercados financieros, tanto los que quieren empezar poco a poco y aprender, como los que llevan ya tiempo invirtiendo. Todo ello explicado de manera sencilla y amena, con el objetivo de que toda persona lo entienda independientemente de sus conocimientos o experiencia.