Los mercados europeos terminaron la semana en negativo. El balance semanal y anual de las principales plazas bursátiles europeas y mundiales queda de la siguiente manera (primero la semana y luego año):

Eurostoxx 50: -0,97%/-12,32%

Ibex 35: -0,19%/-27,43%

Cac 40: -1,11%/-16,73%

FTSE 100: -0,42%/-20,36%

Dax 30: -0,66%/-1%

FTSE Mib: -1,49%/-15,68%

Nikkei: -0,20%/-1,25%

Hang Seng: -0,20%/-13,25%

S&P500: -0,64%/+2,75%

Dow Jones: -0,03%/-3,09%

Nasdaq: -0,56%/+20,29%

Y es que la temida segunda ola del Cobid 19 es una realidad y ya está haciendo estragos en muchos países, entre ellos España y Francia que alcanzó el viernes un nuevo récord desde el inicio de la pandemia, poniendo en jaque a los sectores más ligados, como ejemplo la caída de -13,57% de IAG, -9,2% de EasyJet y -5% de Lufthansa. Las caídas no se han reflejado sólo en las aerolíneas, también en el sector turístico europeo. Y entre los grandes, sigue la sangría en Banco Santander, Telefónica y BBVA que caen -50% en el año.

Las caídas que hemos visto en Wall Street han venido propiciadas principalmente por las acciones tecnológicas de gran capitalización. La línea azul representa el retorno promedio de seis grandes compañías como son Facebook, Amazon, Apple, Netflix, Alphabet y Microsoft, cuyo rendimiento medio es de un -14% frente a la caída de -5,5% del S&P500. Por su parte, el S&P 500 Equal Weight cayó -2,5% y el Invesco Top 50 Mega Cap ETF -8,7%.

Peso aun con esa fuerte caída, las acciones tecnológicas se comportan mejor en el año ya que suben un +38% frente al S&P500 +6,5%.

Pero el temor a una burbuja tecnológica sigue presente, basta con ver la encuesta a los gestores de fondos de inversión cuyas dos máximas preocupaciones son el Covid 19 y la posible burbuja. Ver los rendimientos del ÍNasdaq 100 desde el año 2009 es simplemente impresionante:

2009: +55%
2010: +20%
2011: +4%
2012: +18%
2013: +37%
2014: +19%
2015: +10%
2016: +7%
2017: +33%
2018: +0.04%
2019: +39%
2020: +20,29%

Es buena noticia que el S&P 500 esté por encima de su media móvil de 50 periodos. La historia muestra que 3 meses después ha subido de media +5,6%, 6 meses después +9,1% y 1 año después +18,8%. También es interesante que ha cerrado 100 días seguidos por encima de la media móvil de 50 días. Esto ha sucedido solo 15 veces desde el año 1950 y 1 mes después subió de media +0,6%, 3 meses después +1%, 6 meses después +5% y 1 año después +8%.

Los futuros de café arábica sufrieron la peor caída semanal desde 1998. Los almacenes de Brasil, el mayor exportador del mundo, nunca han estado tan llenos. Los precios en Nueva York cayeron un -14% esta semana. Los futuros de arábica en Londres un -12%.

Imagen

El petróleo Brent subió en la semana un +8% aunque anualmente cae un -35%. El crudo West Texas sube +10% en la semana y cae en el año -33%. Y es que surtió efecto efecto la advertencia de Arabia Saudí a los incumplidores del acuerdo OPEP contribuyendo a que los precios registraran su mayor repunte semanal desde el pasado mes de junio.

El euro sigue fuerte y en el año se aprecia un +5% frente al dólar. Por su parte, el oro sube en la semana +0,5% y en el año +25%.

La libra cayó y los bonos del gobierno de Reino Unido revirtieron las pérdidas después de que el Banco de Inglaterra dijera que discutió la efectividad de las tasas de interés negativas. La libra ha caído desde su máximo del año con los inversores cada vez más preocupados de que el Reino Unido no sea capaz de llegar a un acuerdo comercial con la Unión Europea antes de fin de año.

El Banco de Japón mantuvo su tasa de interés en -0,1% y mantuvo el objetivo de rendimiento de los bonos del gobierno a 10 años en torno al 0%. El ministro de economía japonés hizo comentarios sobre el nivel del tipo de cambio tras la reciente apreciación del yen y dijo que la flexibilización monetaria ha ayudado a estabilizar el dólar en el rango de 105-110 yenes.

La reunión de la Fed nos trajo el compromiso de mantener los tipos de interés en niveles cercanos a cero hasta que las condiciones del mercado laboral sean consistentes y con la nueva promesa de mantenerlos bajos hasta que la inflación llegue a superar moderadamente el 2%. A su vez, los miembros de la Fed señalaban que la política de tipos se mantendrá en estos niveles al menos hasta 2024.

La realidad es que los bancos centrales mundiales están descubriendo que las políticas monetarias que antes consideraban poco convencionales hay que aplicarlas sí o sí en momentos delicados. En los últimos meses se ha producido un retorno a las políticas utilizadas por primera vez tras el colapso de Lehman Brothers. Seguramente la política monetaria se mantenga muy «débil» durante los próximos años. Hasta ahora la Fed se ha resistido a reducir las tasas por debajo de cero, como lo hicieron el BCE y el Banco de Japón años atrás, por temor a que el sistema bancario se tambalee. Por su parte Australia, Nueva Zelanda y Canadá compraron bonos del gobierno por primera vez este año, mientras que Corea del Sur y Suecia comenzaron a comprar bonos de empresas.

091620_FedDots

La cuestión es que hay que acostumbrarse a ver los tipos de interés muy bajos durante varios años más, la era de tipos cero que retornó el pasado 15 de marzo se prolongará al menos hasta 2023 y no se espera una nueva subida hasta el 2024. El Dot Plot que pueden ver en el gráfico es muy clarificador, se publica después de cada reunión de la Fed, muestra las proyecciones de los 16 miembros del FOMC. Cada punto representa la opinión de un miembro sobre dónde debe estar la tasa de fondos federales al final de cada año.

Suscríbase (es gratuito) y así recibirá cómodamente y en tiempo real en su correo los artículos que se vayan escribiendo. Pinche aquí para suscribirse

Mis servicios

Dirigidos a toda persona interesada en los mercados financieros, tanto los que quieren empezar poco a poco y aprender, como los que llevan ya tiempo invirtiendo. Todo ello explicado de manera sencilla y amena, con el objetivo de que toda persona lo entienda independientemente de sus conocimientos o experiencia.