Ismael De La Cruz

Trumponomics y el problema de la FED

Trump no ha perdido oportunidades de ponerse la medalla por la fuerza de la Bolsa norteamericana y el devenir de la economía. Y en parte tiene razón, su fuerte rebaja de impuestos y otras medidas tuvieron eco. En el siguiente gráfico pueden ver la duración de las expansiones económicas de Estados Unidos por meses. 

Gráfico: NBER

Las nóminas no agrícolas aumentaron en 304.000 en enero, superando fácilmente las expectativas del mercado de 165.000. Las nóminas promediaron 125.580 desde 1939 hasta 2019.

Trading Economics

La tasa de desempleo aumentó al 4% en enero desde el 3.9% del mes anterior. La tasa de desempleo promedió 5.76% desde 1948 hasta 2019, alcanzando un máximo histórico de 10.80% en noviembre de 1982 y un mínimo histórico de 2.50% en mayo de 1953.

Trading Economics

Cuando Trump le vio las orejas al lobo (la FED tenía en su hoja de ruta varias subidas de tipos de interés en 2019) , actuó sin rodeos con graves acusaciones a la entidad: «la FED está fuera de control, la caída de los mercados es una corrección causada por la Reserva Federal con las tasas de interés, están cometiendo un grave error, son tácticas muy agresivas». Digamos que Trump se ha vanagloriado de los niveles récords de la renta variable estadounidense al ser una prueba del éxito de su programa económico, motivo por el cual critica a la FED por considerar que sus aumentos de las tasas de interés contrarrestan sus esfuerzos por estimular la economía.

Atendiendo a la teoría económica, si la tasa de paro real se aproxima a la tasa de paro natural (la que no estimula una subida adicional de los precios), los precios se elevarán rápidamente obligando al banco central a elevar los tipos de interés para frenar la subida de precios, aunque genera una reducción en el crecimiento y un aumento del desempleo. Pero de momento la realidad niega esa relación inversa entre tasa de paro e inflación. La tasa de inflación subyacente (la que excluye el petróleo y los alimentos frescos) es inferior al objetivo de la FED que es del 2%. De manera que la FED estaría cumpliendo el mandato de inflación alrededor del 2% y la menor tasa de paro posible. El dilema es: esperar a que la inflación se acelere manteniendo los tipos de interés, o bien actuar ya elevando los tipos para evitar un rebote de la inflación.

Otro problema del presidente de la Reserva Federal es cómo poder explicar que comenzarán a disminuir sus operaciones para reducir activos sin que parezca que se está preparando para una próxima recesión o ceder a la presión de Trump.

Desde hace días se escucha en Wall Street que los días de Trumponomics pueden haber terminado. Con el término de Trumponomics se describen las políticas económicas del presidente Donald Trump, tales como recortar los impuestos personales y corporativos, reestructurar acuerdos comerciales e introducir medidas de estímulo fiscal centradas en la infraestructura y la defensa).

Reuters

Por cierto, los contratos de futuros vinculados a las tasas de la FED reflejan que el próximo movimiento será un recorte de tipos. Los mercados están valorando una mayor probabilidad recortes que de subidas de tasas.

¿Le gusta el blog? Pues suscríbase (es gratuito) y así recibirá cómodamente y en tiempo real en su correo los artículos que se vayan escribiendo. Pinche aquí para suscribirse

A %d blogueros les gusta esto: