Ismael De La Cruz

Trader profesional & Deportista profesional

La pasada semana, hablando por teléfono con un amigo que se ha quedado en el paro, me decía que quería ser trader profesional, que le dijera un día para recibirle en Madrid y enseñarle.

La respuesta que le dí se que le decepcionó, pero prefería ser sincero en vez de crear falsas ilusiones. La conversación fue larga, así que me ha parecido interesante comentarles solo algunas de las cosas que le dije….

Yo equiparo el trading a un deporte individual (pueden ekegir el que quieran, ciclismo, atletismo, fórmula 1, motociclismo, boxeo, natación, etc). Ser trader profresional es igual de complejo que ser deportista profesional.

Un deportista profesional nace y con el entrenamiento intensivo y la alimentación se curte. Digo que nace porque las condiciones innatas se tienen de siempre y la fuerza mental también (para no rendirse nunca, máxima concentración, plena determinación, fuerte convicción, frialdad, nervios de acero, máxima disciplina). La técnica la adquiere posteriormente entrenenado cada día.

En el trading profesional todo esto es idéntico, con la única salvedad de que la preparación física y la alimentación poco afecta. Aquí lo importante es la técnica y la fortaleza mental, igual que en la práctica deportiva profesional.

¿Se han preguntado ustedes cuántas personas pueden llegar a vivir del deporte? Depende de cada disciplina deportiva, pero una vez leí que en líneas generales solo el 4% de las personas se convierten en deportistas profesionales y viven de ello.

Es curioso, porque en trading el dato oficial es que solo el 5% de las personas llegan a ser profesionales. Así pues, aquí tienen otra similitud con el mundo del deporte.

Pero tenemos otra más. Todas las personas que practican deporte estando federados pero que no ganan lo suficiente para vivir exclusivamente de ello y además de manera bien, se pueden equiparar a los inversores que viven de su trabajo y operan en su tiempo libre ganando un dinero más o menos constante, pero que no pueden abanadonar sus obligaciones porque no les llega para vivir.

Aunque una persona haya nacido con unas condiciones innatas inmejorables para una disciplina deportiva, para llegar a ser profesional necesita un amplio tiempo donde desarrolle una técnica depurada. Imaginen que Rafa Nadal me da clases de tenis a mi solo un día durante 6 horas y que me cuenta todo, no se guarda nada. Me explica cómo coge la raqueta, cómo realiza los paralelos, los cruzados, los passing shots, la volea en la red, los globos, etc. ¿Creen ustedes que yo al día siguiente puedo ser tenista profesional? ¿Aunque tuviera una condiciones físicas perfectas para el tenis lo creen? Evidentemente no.

Con todo esto, lo que quiero decir es que teniendo en cuenta el dato de que solo el 5% de los traders pasan a ser profesionales (y es un dato oficial suministrado por los brokers), la dificultad es igual que la de querer ser un deportista profesional. En cambio, como el trading se hace sentado sin esfuerzo físico, parece que cualquier persona sirve para ello y no es así.

Mi consejo más sincero y honesto es el siguiente: fórmense con profesionales, adquieran experiencia, desarrollen poco a poco su propia técnica, comiencen a “competir” a bajo nivel, no tengan prisa. Al final, el tiempo será el que les indique si valen o no para ser profesional.

A %d blogueros les gusta esto: