Ismael De La Cruz

¿Tiene ArcelorMittal argumentos para seguir subiendo?

¿ArcelorMittal tiene aún potencial al alza? Vamos a ver una serie de cuestiones que nos pueden despejar las dudas que podamos tener al respecto de este tema en cuestión.

ArcelorMittal es cierto que en lo que llevamos de año acumula una subida simbólica del 2%, pero no es ésto en lo que debemos de fijarnos, sino en el pasado mes de junio. Y es que desde ese mes la subida sí que ha sido interesante, nada más y nada menos que de un 20%.

¿Pero qué es lo que ha pasado para que se produjese tal fulgurante ascenso? Principalmente la evolución del níquel y del hierro.

– Hierro: es clave en el sector de las compañías del acero (sube desde junio un 18,50% frente al 20% de ArcelorMittal). La cuestión es que si el precio del hierro asciende, las ganancias de las empresas del sector se incrementan, de manera que los clientes no esperan para realizar sus pedidos de compra por temor a que más adelante les resulte más caro, así que adelantan enseguida sus encargos.

– Níquel: sucede algo parecido, pero no con tanta intensidad o correlación. Cuando el precio del níquel sube el coste se traslada al cliente, de manera que éstos se apresuran a comprar antes de las próximas subidas.

En su contra tiene el hecho de tener una fuerte exposición en USA, lo que se traduce en que la debilidad del dólar no le favorece precisamente. Pero la hoja de ruta de la Reserva Federal de los Estados Unidos, así como los futuros de los fondos federales, indican que se reanudará en breve las subidas de tipos de interés, por lo que el billete verde debería de fortalecerse de nuevo.

En principio, y si la evolución del níquel y del hierro no se tuerce y atendiendo al plan de la FED, podríamos ver un objetivo para el medio plazo en torno a los 28-28,50 como primer objetivo, sin descartar incluso los 30 euros. No se apreciaría síntoma de debilidad o agotamiento mientras logre permanecer por encima de los 17,80 euros.

En cuanto a dividendo, en el 2015 la compañía decidió suspenderlo y no lo repartió con cargo a las cuentas de ese mismo año ni del siguiente. Pero ahora esta situación podría dar un vuelco y asistir a un reparto de dividendo con cargo a los resultados de 2017, concretamente 0,23 euros por acción, e incluso en 2018 que suba a 0,49 euros por título. Mucho que ver con ello son los resultados espectaculares en el primer semestre del año, donde obtuvo un beneficio neto de 2.324 millones de euros, es decir, un 234% más respecto a los 696 millones del mismo periodo de 2016.

Técnicamente hablando, pueden ver en el gráfico cómo las acciones de ArcelorMittal llegaron en el mes de agosto a la zona de resistencia de 23,30 euros (formada en abril del 2010). Es más, ni en agosto ni en septiembre que lo volvió a intentar pudo con la resistencia, rebotando siempre hacia abajo el precio. Además, la resistencia contaba con un aliado importante, la fuerte sobrecompra, que generalmente tiende a producir una sinergia con las resistencias impidiendo el avance y las subidas.

Su Beta es 1,50% de manera que el movimiento de sus acciones sigue la misma dirección que el de su índice de referencia y con mayor volatilidad que éste.

Su Var es 0,52% con lo que por cada acción se arriesga un 2,38% diario.

La volatilidad anual registrada a 30 sesiones es del 23,47%, indicando nivel bajo.

¿Quiere saber qué es lo que podemos hacer por usted? 4 pilares básicos imprescindibles para todo inversor, pinche aquí para verlo.

Suscríbase al blog (es gratis) y recibirá cada semana en su correo un newsletter con mi editorial, además de los artículos publicados en el blog en tiempo real.

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea