TASA TOBIN

Dice el refrán que el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra, y es cierto.

La experiencia ajena debería servir para evitar cometer los mismo errores.

El ejecutivo subió el impuesto del IVA a pesar de que ello no iba a suponer una mayor recaudación fiscal (con alto desempleo y sin grifo del crédito bancario, aumentar impuestos implica que la gente comprará y gastará menos para apretarse el cinturón) y sí en cambio un duro golpe para los ciudadanos.

La experiencia de nuestro vecino Portugal hace meses así lo demuestra, pero nosotros erre que erre.

Ahora con la Tasa Tobin esperemos que no suceda lo mismo. Ya les explicamos hace semanas que era un grave error, que no serviría de nada, que se produciría una deslocalización geográfica de las inversiones y que el volumen de contratación se reduciría bastante.

Pues bien, tenemos el ejemplo de Francia que implantó la Tasa Tobin hace pocos meses, gravando las operaciones bursátiles un 0,2% frente al 0,1% anterior. ¿Balance? Una reducción del 15% en las operaciones.

¿Por qué piensan que Estados Unidos e Inglaterra siempre se han opuesto frontalmente a dicho mecanismo recaudatorio? Esperemos que impere la cordura en esta ocasión.

Mis servicios

Dirigidos a toda persona interesada en los mercados financieros, tanto los que quieren empezar poco a poco y aprender, como los que llevan ya tiempo invirtiendo. Todo ello explicado de manera sencilla y amena, con el objetivo de que toda persona lo entienda independientemente de sus conocimientos o experiencia.