Ismael De La Cruz

suspensión de pagos

La suspensión de pago supone para una empresa una última oportunidad antes de la quiebra.Al suspender pagos, la empresa recibe protección frente a sus acreedores ya que suspende pagos, hasta que:

– Se presenta un plan de viabilidad que salve el futuro de la empresa.

– Se liquida la emprea.Si tenemos en la cartera algún título en suspensión de pagos, lo primero que tenemos que hacer es averiguar si dicha suspensión de pagos se hace como paso previo a una reestructuración de la deuda ya pactada, o si la solución se empezará a negociar a partir de la suspensión.Si estamos ante esto último, el consejo es vender rápidamente.

No olvidemos que cuando una empresa no puede hacer frente a sus pagos, la Ley protege primero a los empleados para que cobren su sueldo, luego a los proveedores (para que cobren su deuda) y luego a los prestamistas y a los bancos.El accionista queda relegado al último lugar.En Estados Unidos, por ejemplo, la suspensión de pagos se llama Chapter 11 y no implica una exclusión de cotización.

Las empresas al tener suspensión de pagos pasan al “limbo de las acciones” a la espera de lo que pueda pasar. Este limbo es el mercado OTC y lo normal es que se quede allí a perpetuidad cotizando por debajo de 1 $.Esto le ocurrió a Iridium que venía de 70 $ y llegó a los 0,10 $.

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea