Ismael De La Cruz

Soluciones a la crisis griega

Hoy hay una reunión urgente y extraordinaria de la UE. Por primera vez se tratará la posibilidad de aceptar un default o quiebra de Grecia, ya que Grecia jamás va a poder devolver todo el dinero que se le está prestando y no es plan de seguir regalando y tirándolo, ya que nadie va sobrado en este contexto de la crisis económica internacional.

Se baraja algunas ayudas, tales como rebajar otra vez los intereses de los préstamos a los países rescatados y crear un programa de recompra de bonos.

Hasta hoy no se quería admitir la quiebra de Grecia como un hecho real e inevitable, ya que se tenía miedo a un efecto contagio al resto de países de la zona periférica de la UE. Pero no se puede seguir escondiendo lo evidente.

El plan ideado por Francia no gusta a todos, parece que es el plan de alemania el que logra más adeptos, consistiendo en un intercambio de parte de la deuda vigente por otra deuda a mayor plazo.  

Los bancos siguen mostrando abiertamente sus cartas y abogan por un nuevo plan de recompra de deuda griega a cambio de un programa de reestructuración de su economía.

El problema está en que los bonos griegos cotizan por debajo de su valor nominal, con lo que las compras implicarían una quita voluntaria, es decir, los tenedores de bonos aceptarían una cantidad inferior a lo que deberían recibir por esta deuda.

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea