Ismael De La Cruz

Situación extrema

El Fondo Monetario Internacional podría celebrar una reunión de urgencia sobre Grecia el próximo miércoles 14 de septiembre. Y es que el horno está para pocos bollos. Ya la canciller Angela Merkel pidió a los alemanes paciencia con Grecia porque los problemas que se han creado durante años no se pueden resolver en poco tiempo. Pero el problema radica en que no hay tiempo.

Fíjense en unos datos escalofriantes… el rendimiento de las letras a un año de Grecia subió ayer al 98 %, los bonos a dos años al 57 %, los bonos a 10 años al 20,5 %, los CDS subieron 658 puntos hasta 3.470. Todos estos datos son máximos históricos.

Como es lógico, el efecto contagio aparece afectando a España e Italia. El rendimiento de los bonos españoles subieron al 5,15 % y la prima de riesgo llegó a los 338 puntos.

Una de las primeras consecuencias fue que el capital de los inversores acudió al Bund para refugiarse, por lo que su rentabilidad descendió al 1,77 %, mínimo histórico.

El problema principal al que se enfrentan todas las economías es el fuerte endeudamiento. Las dificultades que están encontrando las economías para mantener el crecimiento tras terminarse los estímulos económicos, ha obligado a los bancos centrales de USA y de Europa a flexibilizar sus políticas monetarias, por lo que lo normal es tener tipos bajos durante un periodo de tiempo prolongado.

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea