Ismael De La Cruz

Sin caballeros blancos

Tras la fuerte y vertiginosa subida de ayer, hoy los mercados se lo han tomado con una calma relativa. No han gustado mucho las desavenencias entre los líderes europeos sobre el segundo rescate a Grecia. Con cada frase pronunciada por gobernantes y por gestores de instituciones, los mercados reaccionan con velocidad, elevada volatilidad y bandazos en los precios.

El problema sigue estando en la falta de unión de los gobernantes en lo referente al segundo rescate de Grecia y la participación de los inversores privados, ya que Alemania y Holanda piden que los tenedores de deuda griega asuman una mayor pérdida, cuestión que no es del agrado de Francia y del BCE.

Una de las consecuencias de todo ellos es que los inversores están acudiendo al yen como refugio de la tempestad y se está beneficiando de las compras realizadas por las empresas japonesas que son exportadoras.

El principal temor que se tiene al posible (pero real) impago de Grecia es el efecto contagio a otros países en apuros de la UE. Este hecho podría originar una estampida de los depósitos de las entidades bancarias de los países con problemas.

Debido a todo lo que se puede avecinar, los mercados piensan que China puede ser el “caballero blanco” que acuda en ayuda de la UE, ya que posee 3 billones de dólares de reservas que puede poner en circulación. En el pasado fue la rebaja de tipos de interés y la inyección de liquidez de los gobiernos lo que sirvió de acicate, pero la situación ha cambiado. USA ya no puede bajar los tipos, solo el BCE. Resumiendo, China por sí sola no es la panacea, además de que no están por la labor.

Desde el 1 de enero de 2014 la UE quiere implantar una tasa, parecida a la temida Tasa Robin. Consistiría en aplicar un tipo del 0,1% a las compraventas de acciones y de bonos, y un tipo del 0,01% a los derivados. La finalidad es recaudar dinero, lógicamente. De momento se habla de aplicarlo a las entidades, no a las empresas ni ciudadanos (veremos, porque si lo aplican a todos, muchos mercados desaparecerán al tener comisiones prohibitivas para operar, hecho que sucedería en los futuros sobre mercados europeos).

La única manera de que tenga lógica aplicar esta tasa sería si hay un acuerdo unánime entre todos los países, de manera que los inversores no puedan huir de un mercado a otro, y así prevalecer la unidad. Pero USA no lo aceptaría jamás.

Muy atentos mañana jueves a la votación en el parlamento de Alemania.

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea