¿Sería Cataluña viable en términos económicos si se independizara de España?

 

¿Sería Cataluña viable en términos económicos si se independizara de España? Pregunta que se hace todo el mundo. Vamos a tratar este tema y ver cosas interesantes al respecto.

¿Sería Cataluña viable en términos económicos si se independizara de España? La respuesta es sí. Es más, yo diría que bastante viable. Una Cataluña independiente con una población equivalente a la de Suiza, un territorio del tamaño de Bélgica y un PIB equiparable al de Noruega no tendría ningún problema.

Pero claro, ha de darse una circunstancia: que siga en la Unión Europea y con el euro como moneda. Esto nos lleva a dos escenarios, porque únicamente hay dos:

Independencia unilateral

Sería el peor escenario para Cataluña. La base jurídica de la UE dictamina de manera muy clara que si una parte del territorio de un país miembro se independiza unilateralmente quedaría automáticamente fuera de la UE y del euro. Es decir, una nueva región independiente, por el hecho de su independencia, se convertirá en un tercer Estado en relación a la Unión y, desde el día de su independencia, los tratados ya no serán de aplicación en su territorio. Esto es sencilla y literalmente de manera resumida la «doctrina Prodi» de 2004.

La UE dictamina que si se quiere ser candidato a la UE tienes que respetar el Estado de derecho, como dice el artículo 2 de los Tratados de la UE y el 49. Si no los respetas porque violas la Constitución de tu país, los países miembros tienen obligación de no reconocerte y no examinar tu candidatura. Por tanto, toda declaración unilateral de independencia sería ilegal. En primer lugar porque no está en consonancia con la legislación internacional; en segundo lugar, porque no respeta la legislación europea; y en tercer lugar, porque viola la Constitución del país del que se separa.

Bien, hasta aquí entonces tenemos claro que en el supuesto de independencia unilateral, Cataluña quedaría fuera de la UE y del euro. El segundo punto es que si quiere entrar en la UE y en el euro ha de seguir el proceso oficial (el cual dura años), pero aquí nos encontraríamos con un problema importante: el nuevo Estado tendría que someterse al procedimiento oficial de adhesión, el cual requiere la unanimidad de los Estados miembros, es decir, que todos los Estados miembros acepten al nuevo Estado. Y es evidente que España ejercería el derecho de veto al haberse originado todo por una secesión unilateral. Por tanto, Cataluña estaría fuera de la UE y del euro. Muchos dirán que no, que al final todos necesitan a Cataluña y no habrá vetos. Escúchenme, lo habrá, esto es política y Europa no va a sentar un precedente para que luego vengan más secesiones unilaterales en el Viejo Continente.

El hecho de quedar fuera de la UE y del euro implicaría un problema económico muy serio para Cataluña:

– Salida del euro: la salida de la Unión Monetaria Europea, aunque podría optar por seguir utilizando el euro de manera unilateral. El acceso a la Eurozona es posible para Estados miembros que respetan los criterios marcados por los tratados, y hay dos grupos de territorios que no son estados miembros pero que utilizan el euro:

  • Mónaco, Ciudad del Vaticano, San Marino y Andorra: estos territorios tienen un acuerdo monetario con la UE, no son parte de la Eurozona pero tienen el derecho de adoptar el euro como moneda oficial, emitir euros, monedas que son legales en la Eurozona con la obligación de adoptar la legislación monetaria y financiera de la UE. Eso sí, estos estados no participan en ninguna decisión en el Eurogrupo ni siquiera como observadores.
  • Kosovo y Montenegro: adoptaron la moneda única de forma unilateral. De facto utilizan el euro, pero no son parte de la Eurozona y, por lo tanto, deben comprar los billetes y las monedas en los bancos comerciales. A diferencia de Andorra, no pueden emitir sus propias monedas pero sí utilizar el euro.

– En caso de haber nueva moneda, sufriría una devaluación frente al euro de entre el 20-22% en el mejor de los casos y el 30% en el peor.

– Fuera del BCE: la entidad garantiza la liquidez en el sistema bancario de la zona euro. Las entidades financieras con domicilio en territorio catalán perderían el acceso a esas líneas.

– Fuera de la unión bancaria, del Mecanismo Único de Supervisión financiera y del fondo de resolución bancaria: este fondo está destinado asanear o liquidar las entidades financieras de la zona euro que atraviesen dificultades y de esta manera evitar que los socios europeos tengan que asumir por sí solos la factura de futuras crisis financieras.

– Fuera del BEI (Banco Europeo de Inversiones).

– Sin fondos estructurales: pérdida del derecho a los cuatro Fondos Estructurales y de Inversión Europeos que son el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), el Fondo Social Europeo (FSE), el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER), el Fondo Europeo de Marítimo y de Pesca (FEMP).

– Fuga de capitales y de empresas ante la inseguridad: es una realidad y empresas como Planeta o como Banco Sabadell ya dejaron claro que se irían.

– Salida de la unión aduanera.

– Salida del mercado único.

– No tendría acceso a la financiación del Banco Central Europeo,

– Dejaría de formar parte del espacio europeo de libertad de circulación de personas (Tratado Schengen).

– Cataluña podría perder hasta el 20% del PIB y se quedaría por debajo de la renta per cápita media del resto de España.

– La ingente deuda pública obligaría a generar más déficit.

– Pagar un sobrecoste por los aranceles, ya que dejaría de beneficiarse de las ventajas de pertenecer a una zona económica con libre circulación de mercancías, que a su vez tiene firmados acuerdos de libre comercio con otras naciones. El pago de esos sobrecostes haría mucho menos competitivas las exportaciones catalanas frente a las de otras autonomías en España y en Europa.

– Tendría que financiar la constitución del nuevo Estado con una moneda devaluada y hacerse cargo de aquellas partidas que estaban aseguradas por el Estado español como las pensiones de los jubilados catalanes, así como los incrementos salariales de los funcionarios del Estado y de los militares. Sin olvidar que debería continuar haciendo frente a los pagos del servicio de la deuda pública española que le correspondiese, al menos durante algunos años, y realizar algunas provisiones para infraestructuras inacabadas.

Independencia pactada con el resto de España

Sería el mejor escenario para Cataluña. Se crearía un nuevo sujeto para el Derecho Internacional y, aunque inicialmente quedaría fuera de la UE porque el Tratado de Lisboa no reconoce a ese Estado, sería sólo una cuestión de tiempo y de burocracia que Cataluña quedara integrada en la Unión Europea. Tendría que pasar por el proceso de adhesión. Esto implicaría dos cosas:

  • El proceso dura años, pero sabrían que al final lo lograrían.
  • Al ser una independencia pactada con el Estado español, es poco probable que algún Estado miembro ejerciese el derecho de veto, de manera que finalmente Cataluña sería miembro de la UE.

Como pueden suponer, el problema para que se dé este escenario es que España no va a aceptar tal independencia. Primero habría que modificar la Constitución y luego negociar. Para ello se requiere una mayoría cualificada importante. Esto significa que únicamente con la oposición del PP y de Ciudadanos sería imposible aunque en el Gobierno estuviese PSOE y le apoyase Podemos, IU, ERC, PNV, CC, etc.

Como pueden ver, el tema se resume en 3 frases:

  • Cataluña independiente sería muy viable económicamente y le irían bien las cosas si la secesión es pactada con España. Tendrían unos años complicados mientras dura el proceso de adhesión a la UE.
  • En caso de no ser pactada y ser unilateral, no podría entrar porque España ejercería el derecho de veto y casi seguro que otros países también (y recordemos que la oposición de un solo país es suficiente para que no entren).

¿Qué solución sería la mejor para todos?

Soy de la opinión que ésto ya no tiene solución, la enorme fractura social seguirá agrandándose y el problema lejos de resolverse irá a más. Cuando escribí este artículo tenía en mente otra propuesta, pero sinceramente, y tras meditarlo mucho, he considerado que la que les expongo a continuación es la mejor.

Propuesta 

Hay que modificar la Constitución. Dado que fue ratificada y aprobada en referéndum votando toda España, para modificar algo tan importante que nos afecta a todos como es el derecho de independencia, se requiere el beneplácito del país, es decir, se haría un referéndum en España. Si gana el SÍ se modifica el articulado y se reconoce tal derecho negociado con el Estado.

Tras la modificación de la CE, Cataluña podría celebrar un referéndum legal con todas las garantías, pactado con el Estado y siendo el resultado vinculante. Si gana el SÍ pues adelante con su independencia y además con la ventaja de que al ser todo legal podrían más adelante si quieren entrar en la UE y en el euro.

Elementos que habría que negociar es la participación mínima exigida en ambos referéndums, así como la mayoría cualificada necesaria para que el SÍ sea válido. Más que nada porque en un tema tan importante se ha de exigir una amplia participación y porque hay leyes en España y en Cataluña menos importantes que en cambio sí se les exige una mayoría de dos tercios para ser modificadas. Y por último, el tema de la moratoria legal durante bastantes años, para evitar que se solicite referéndums cada dos por tres.

¿Qué pasa con el dinero en bancos catalanes y no catalanes?

Si pinchan aquí podrán leer el artículo que escribí donde lo explico.

Una de las causas del problema

Fuente de apoyo: Cinco Días, Expansión y El Economista

Sí, es cierto que en Cataluña se paga más que en el resto de España, una renta baja paga en Cataluña más que una renta baja de otra comunidad autónoma del país, sobre todo al cobrar la nómina, comprar una vivienda, firmar una hipoteca, alquilar una casa, tener un patrimonio, etc. Es una realidad que a día de hoy no es la comunidad con un IRPF más elevado para los ricos, sino que posee la mayor presión fiscal sobre las rentas bajas y medias. Ejemplo: un salario medio de 22.858 euros, paga 3.187 euros por IRPF en Cataluña frente a los 3.024 euros de media en el resto de España.

Pero habría que decir que es la Generalitat la responsable: Cataluña es la única CC.AA que no reformó el tramo autonómico del IRPF tras la reforma fiscal de 2015 que supuso una reducción del número de tramos y de los tipos impositivos. Recordemos que el IRPF está cedido en un 50% a las CC.AA y éstas tienen capacidad para modificar los gravámenes y los tramos del tributo. En la negociación entre el PDeCAT y la CUP se planteó un nuevo incremento a las rentas altas, que finalmente no se aprobó, pero se olvidaron de modificar los tramos bajos del IRPF.

En casi todos los tributos en los que la Generalitat tiene competencia, aplica gravámenes superiores a la media. Cataluña fue de las primeras comunidades en subir el impuesto sobre transmisiones patrimoniales (10%, en Madrid por ejemplo es el 6%), de manera que comprar una vivienda de 250.000 euros en Cataluña supone pagar 25.000 euros por ITP).

En el impuesto de actos jurídicos documentados, Cataluña es una de las comunidades que aplican un gravamen mayor.

El impuesto sobre sucesiones es el único tributo sobre el que la Generalitat tiene competencia y que se encuentra por debajo de la media. En el resto, se sitúa por encima.

La típica comparación con Madrid arroja un dato muy claro: En todos los impuestos, un catalán paga más que un madrileño. Otro ejemplo flagrante: una persona que tenga una riqueza neta de 4 millones de euros pagará en Cataluña 41.943 euros por impuesto de Patrimonio y no pagará nada en Madrid (recordemos también que este tributo se aplica donde reside la persona, con independencia del lugar en el que se ubiquen los bienes).

Por tanto, es una hecho objetivo que Cataluña es la única comunidad que no ha actualizado su IRPF y que castiga a las rentas bajas y no es culpa del Estado. La defensa de los independentistas es que una Cataluña independiente mantendría tributos más bajos, pero eso no se puede saber, de manera que no voy a entrar a valorar presunciones, entre otras cosas porque principalmente dependería de quien gobernara.

Les dejo datos:

Así pues, en Cataluña el 90% de impuestos cedidos son más altos que en el resto de España y es decisión de la Generalitat. Tal vez un motivo sea que la Generalitat tiene colocados a 164 independentistas con más sueldo que el Presidente del Gobierno (más de 80.000 € brutos/año frente a los 79.756 euros de Rajoy). EJ: Puigdemont casi 140.000 € brutos/año (casi un 80% más que Rajoy), Carme Forcadell 131.039, Junqueras 109.663, Marta Rovira 99.227,84. Pero también en los antisistema de la CUP tenemos a Anna Gabriel que rozó los 100.000 euros el año pasado.

Sí, también es cierto que atendiendo a los datos del Ministerio de Hacienda, los recursos que recibe Cataluña están por debajo de la media, pero lo mismo le sucede a Madrid y a la Comunidad Valenciana.

Un dato más, Hacienda reparte el FLA (Fondo de Liquidez Autonómica creado para las CCAA con dificultades para obtener financiación en los mercados y a las que el Estado presta el dinero en mejores condiciones) del cuarto trimestre del año y el 31,7% va para Cataluña que es la CC.AA que más recibe.

Por tanto, eso de que «España nos roba» es falso, el 90% de todos los impuestos cedidos a Cataluña son más caros allí que en España porque la Generalitat los quiso subir y no bajar. Lo que ocurre es que la mayoría de las personas no saben estas cosas y otras muchas, pero es normal, no se dedican a ello profesionalmente, sus trabajos y profesiones son otras, pero los que nos dedicamos al tema económico tenemos la obligación de decir la verdad.

Por cierto, hay una marcha de tractores que pretenden ayudar para que se vote el 1O colocándose en los colegios electorales. ¿Alguien les ha dicho que perderían subvenciones europeas? Sí, 4 fondos estructurales europeos.

¿Base jurídica? Diferencias con Escocia y Québec

Fuentes de apoyo: asociación española de profesores de derecho internacional, El Mundo, ABC.

Varios apuntes:

– La doctrina de la ONU sólo contempla el derecho a la independencia en el caso de «los pueblos de los territorios coloniales o sometidos a subyugación, dominación o explotación extranjeras. Nada en los Pactos Internacionales de 1966, en ningún otro tratado sobre derechos humanos, ni en la jurisprudencia internacional apunta a la consagración de un derecho de las comunidades territoriales infraestatales a pronunciarse sobre la independencia y separación del Estado».

– No existe ninguna Constitución en el mundo que autorice una independencia unilateral, bueno sí, sólo en Etiopía. Prácticamente todos los ordenamientos jurídicos aluden explícitamente a la unidad e integridad territorial como principio básico del orden constitucional. Una parte de la población no puede romper la unidad nacional.

– La independencia no está permitida en la Constitución Española. El artículo 2 dice: «La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles». Por lo que el primer referéndum legal que habría de plantearse sería el de la reforma constitucional. En este caso se exige un pronunciamiento soberano del pueblo español y no solo del pueblo catalán.

– La Unión Europea «exige que todos los poderes públicos se sometan a la Constitución, a las leyes y a su aplicación por los tribunales.

– La Constitución española sólo contempla la modalidad del referéndum consultivo, es decir, no vinculante para la adopción de decisiones políticas de especial trascendencia, siempre a iniciativa del presidente del Gobierno y previa autorización del Congreso de los Diputados, por lo que en última instancia este tendrá siempre la última palabra. La excepción son los referéndums para la aprobación y reforma de la Constitución o de los estatutos de autonomía de vía rápida o régimen especial (Andalucía, Cataluña, Galicia y el País Vasco), que sí son vinculantes.

– El independentismo catalán tiene por costumbre compararse con cualquier territorio que haya obtenido la independencia, sin considerar las circunstancias políticas, sociales o históricas. Ejemplo tenemos el caso de Escocia. La diferencia es que allí el referéndum fue legal y consensuado. Reino Unido no tiene una Constitución como tal, ni escrita, que se oponga a un referéndum de independencia, es el Parlamento británico el que decide y no está sometido a ninguna norma superior. Y no olvidemos que el Parlamento de Escocia adoptó en 1707 la unión con Inglaterra mediante un acuerdo similar a un tratado internacional y se mantiene un derecho de separación por el que cualquiera de las partes podía separarse. Y es que Cataluña nunca ha sido independiente, por lo que la secesión en ningún caso supondría recuperar un estatus anterior que alguna vez fue arrebatado. Escocia, sin embargo, sí fue independiente (¿recuerdan a William Wallace llevado al cine en «Braveheart?) y dio a Escocia una libertad hasta que en 1707 se firmó el Acta de Unión con Inglaterra.

– Reino Unido es la unión de cuatro reinos, como su propio nombre indica. España es una única nación, un único estado, autonómico, una forma de federalismo que reconoce cierto nivel de autogobierno a cada región.

– El caso Québec es diferente, el federalismo es consustancial al sistema político canadiense y el autogobierno quebequés se reconoce ya en el texto fundacional de la federación canadiense, la Ley Constitucional de 1867. En cambio, en Québec se han celebrado dos referéndums (1980 y 1995) no estrictamente sobre la independencia como suele decirse, sino sobre una nueva relación de asociación entre Québec y el resto de Canadá. Ambos referéndums son anteriores a la aprobación de la Ley de Claridad (2000) ordenada paraa desarrollar legislativamente el dictamen consultivo de la Corte Suprema canadiense, que entre otras cosas había establecido dos años antes que Québec no tiene derecho a la secesión unilateral ni de acuerdo con el derecho interno canadiense ni conforme al derecho internacional.

Un sentimiento tras una gran estrategia

Como ya dije antes, entiendo que todo esto va de sentimientos, que ser independentista es un sentimiento que se inocula desde pequeño a través del sistema de educación (y en otros casos también tiene que ver el ámbito familiar si los padres lo son). Esto es debido a que el señor Roca (y otros) tuvieron miras de horizonte cuando tras el franquismo tocaba ratificar mediante referéndum la Constitución y a cambio de votar Cataluña SÍ, pidieron una serie de contraprestaciones, siendo una de las principales la competencia de educación. El resultado lo conocemos todos, ganó el SÍ en España y Cataluña fue la CC.AA donde más votos del SÍ hubo, superando el 90% (Un 67,90% de los catalanes votó y el 90,46% votó SÍ).

¿Y por qué todo esto? El señor Roca sabía que tras la dictadura, cualquier carta magna sería mucho mejor para Cataluña que la dictadura vivida y sufrida. La estrategia era que al tener cedida la competencia de educación, irían poco a poco creando generaciones y generaciones de nuevos independentistas, de manera que dentro de varias décadas superasen el 50% de la población catalana y cuando considerasen que son mayoría, lanzarse a toda vela y sin remisión a por la independencia.

¿Quiere saber qué es lo que podemos hacer por usted? 4 pilares básicos imprescindibles para todo inversor, pinche aquí para verlo.

Suscríbase al blog (es gratis) y recibirá cada semana en su correo un newsletter con mi editorial, además de los artículos publicados en el blog en tiempo real.

Mis servicios

Dirigidos a toda persona interesada en los mercados financieros, tanto los que quieren empezar poco a poco y aprender, como los que llevan ya tiempo invirtiendo. Todo ello explicado de manera sencilla y amena, con el objetivo de que toda persona lo entienda independientemente de sus conocimientos o experiencia.

Tags: , , , ,

36 Respuestas to “¿Sería Cataluña viable en términos económicos si se independizara de España?”