Ismael De La Cruz

Sepa todo sobre criptomonedas y por qué apostar por ello

Es inevitable escuchar que las criptomonedas están subiendo como la espuma, es fácil ver rentabilidades mensuales de tres dígitos y el escenario futuro es que van a seguir subiendo muchísimo más.

Es el futuro, pero ya está aquí. Para entender el símil, es como si nos encontráramos al inicio de la era de internet, estamos en la edad de piedra de las criptodivisas, y ésto es sólo el principio…

No se trata de lanzarse a lo loco, simplemente destinando una pequeña cantidad y diversificarla entre varias criptomonedas. Es una manera más de diversificar.

Las razones de peso para apostar por este tipo de inversión:

– No dependen de ningún banco central: se pusieron de moda a raíz de lo sucedido en Chipre, que tras el corralito, el control del flujo de capitales y las quitas a cuentas y depósitos de los ciudadanos, hizo que su uso se incrementase bastante entre los ciudadanos, porque ningún Gobierno ni ningún Banco Central pueden intervenir en ella, para entendernos, la moneda es exclusivamente de su dueño. Digamos que el mercado cambiario de Bitcoins se asemeja al de divisas, es decir, los precios cambian todo el tiempo según la oferta y la demanda.

– Es el futuro: es el medio de pago del futuro, el siguiente escalón en la escala evolutiva, ya que se utilizarán en el mundo entero igual que hoy las tarjetas de crédito (ya se está preparando el tema para que se pueda comprar cualquier cosa, como por ejemplo un coche, simplemente enviando un mail sin que haya bancos de por medio, únicamente la criptomoneda con un contrato inteligente incluido. Este es el inicio más próximo, imaginen la de cosas que se podrán hacer y que hoy en día ni podemos imaginar. Nuestros hijos y nietos lo verán como algo normal, nosotros hoy ni podemos soñarlo. Sería como si a nuestros abuelos les dijéramos hace 50 años qué sería internet, whatssapp, twitter, facebook, teléfonos móviles, etc.

– Fluctuaciones: si bien es cierto que tienen elevada volatilidad, se puede observar que cuando sufren una tendencia alcista es mucho mayor y más fuerte que cuando la inercia de la tendencia es bajista.

– Ausencia de intermediarios: ello implica que la mecánica es más sencilla y más rápida, por no hablar de que los gastos se reducen considerablemente.

– La emisión está controlada: en el caso de Bitcoins, la emisión depende de la demanda que exista, de manera que nunca se emiten de más.

– Facilidad para adquirirlos: la compra de criptodivisas es fácil, existen diversas plataformas como Coinbase o Xapo.

– Velocidad: únicamente se tardan unos pocos segundos en transferir el dinero, solo se necesita una dirección de cartera virtual para transferir la moneda.

Conozca algunas criptomonedas

1) Bitcoin: fue creado 2009. Una peculiaridad es que no depende de ningún Banco Central y además al nacer se estableció que no se podían crear más de 21 millones en el mundo, detalle que implicaba que no podía generar un incremento de inflación. Como contrapartida, al haber un número “reducido”, el cambio se movía bastante.

Es verdad que otras criptomonedas aparecieron para ser una clara competencia, entre ellas la más conocida es Etereum (fue creada en julio del 2015). La principal diferencia entre esta monedas y el Bitcoin es que éste toma de referencia el blockchain, una tecnología que utiliza bloques de transacción cifrados y autenticados que se agregan entre sí. El blockchain es infalsificable porque, para cambiar la información, tendría que cambiar de forma simultánea para todos los usuarios.

El bitcoin se puso de moda a raíz de lo sucedido en Chipre. En este país, tras el corralito, el control del flujo de capitales y las quitas a cuentas y depósitos de los ciudadanos, hizo que su uso se incrementase bastante entre los ciudadanos, porque ningún Gobierno ni ningún Banco Central pueden intervenir en ella, para entendernos, la moneda es exclusivamente de su dueño.

2) Hayek: la empresa norteamericana Anthem Vault sacó al mercado una moneda virtual cuya principal característica es que está respaldada por el oro. Su nombre es en honor del premio nobel de Economía del año 1974, el austriaco Friedrich Hayek, el cual contribuyó mucho en el ámbito de la teoría monetaria con sus investigaciones y trabajos, en los que defendía el patrón oro, un sistema monetario que marca el valor de una unidad monetaria en una determinada cantidad de este metal.

La idea con la nueva moneda es que se valora en un gramo de oro al precio de mercado del día, es decir, el valor varía y fluctúa en función del precio diario del gramo de oro.

Sus defensores aluden al hecho de que puede ser una divisa con un valor más seguro que el archiconocido Bitcoin.

3) Ethereum: la capitalización de mercado de esta criptomoneda es la segunda mayor después de Bitcoin. No para de subir y marcar máximos históricos. Puede usar 18 decimales.

4) Dash: esta criptomoneda aspira a lograr transacciones instantáneas en su red y tuvo bastante crecimiento durante el 2016 en cuanto al desarrollo de aplicaciones y mejoramiento técnico. Este año lanzó el nuevo protocolo, lo que llevó a que alcanzara su máximo histórico.

5) Ripple: junto a Ethereum y Bitcoin es la que mayor suministro de capital tiene.

6) IOTA: ha presentado una subida de casi el 800% desde principios de noviembre gracias, entre otras razones, al interés de Microsoft. Es una criptomoneda enfocada 100 % al internet de las cosas.

A modo de curiosidad

John McAfee cree que Bitcoin subirá a 500.000 dólares en tres años y está tan seguro de ello que está dispuesto a apostar una fortuna con quien sea a que eso ocurre.

El gestor de hedge funds, Mark Yusko, dice Bitcoin podría alcanzar los 400.000 dólares en el largo plazo.

Les dejo un enlace donde pueden ver en tiempo real la cotizacion de muchas criptomonedas (gráficos, precio, volumen, cuánto ha subido o bajado en 1 día, en 1 hora, en 1 semana). Una vez dentro de la web, bajen abajo del todo y a la derecha pinchen donde pone “View All”, así podrán ver todas. pueden verlo todo pinchando aquí

¿Cómo hacerlo?

Para poder guardar las monedas virtuales es necesario tener una cartera o monedero. Para ello hay que instalar el software en el ordenador o teléfono y así se obtiene una dirección única, como si fuese un mail, donde se crean firmas digitales y se verifica la identidad para el acceso a la cartera.

Uno de los lugares más conocidos es Coinbase, donde se pueden cambiar cualquier moneda (incluido el euro) por una moneda virtual. Digamos que es una cartera bitcoin online para comprar, vender, enviar, recibir y almacenar bitcoin. La principal característica de este monedero virtual es que es posible convertir los bitcoins en dólares o euros para evitar las caídas o subidas del precio de esta criptomoneda. Aplican una comisión del 1% por transferir desde bitcoin a tu moneda escogida y viceversa.

Es válido en Europa, Estados Unidos y Sudamérica, estando en varios idiomas (inglés, español, francés, alemán, italiano y portugués). El reembolso de dinero se puede realizar mediante transferencia bancaria y en ese caso no cobra comisiones.

En CoinCorner hay que verificar la tarjeta antes de poder usarla, mediante una pequeña transacción que se carga en tu cuenta, luego lo ingresas para verificar la cantidad,

Coinmama ofrece una amplia gama de opciones de pago en la que incluye Western Union y pagos en efectivo.

247Exchange permite comprar bitcoins y también muchas otras monedas con opción de compra instantánea mediante tarjeta de crédito o débito. El sitio está disponible en inglés y en español.

Así pues, para poder comprar monedas virtuales se puede hacer a través de los lugares que les acabo de comentar o de otros (Localbitcoins, Bitso, Satoshi Tango, Ripio, Virwox, Coinnimal). Lo más habitual es comprar bitcoins y luego traspasarlo a la criptomoneda que se quiera a través de una página exchanger como Coinpayments o bien a través de trading como Poloniex, Bittrex, Kraken

Consejos para evitar estafas y problemas

  • Almacenar en hot wallets la menor cantidad de bitcoins posible. Las cold wallets una muy buena opción.
  • Cifrar todas las carteras que se tengan en el wallet Bitcoin.
  • Comprobar las versiones que se descarguen de los monederos y sus firmas.
  • No descargar cosas extrañas del correo electrónico con dominios falsificados simulando ser webs relacionadas con Bitcoin.
  • Muy atentos al phishing, que consiste en crear una página web similar al de cualquier monedero online. Para ello, conviene comprobar que tenemos el icono del candado junto a la url del navegador.
  • Especial mención hay que hacer sobre ICO (Initial Coin Offering en inglés) para financiar el desarrollo de nuevos protocolos. Para entendernos, es una Oferta Inicial de Moneda. Se trata de que muchos proyectos relacionados con las criptomonedas hacen una venta de criptomonedas previa a su lanzamiento en las casas de intercambio para financiar el coste relacionado con el trabajo.

Quiere saber qué es lo que podemos hacer por usted? 4 pilares básicos imprescindibles para todo inversor, pinche aquí para verlo.

Suscríbase al blog (es gratis) y recibirá cada semana en su correo un newsletter con mi editorial, además de los artículos publicados en el blog en tiempo real.

Tags: , , , , , , ,

4 Respuestas to “Sepa todo sobre criptomonedas y por qué apostar por ello”

  1. Jorge 11 diciembre 2017 a las 8:18 at 8:18 #

    Muy interesante el artículo Ismael. Gracias por traerlo 😉

    Me surge una duda… como se declara en hacienda los Bitcoins… o la ganancia/pérdida obtenida con ellas?

    Gracias y un saludo!

    • Ismael De La Cruz 11 diciembre 2017 a las 11:08 at 11:08 #

      Hola Jorge

      Si al operar e invertir en bitcoins obtienes ganancias tendrán la consideración de ganancia o pérdida patrimonial en la renta, por lo que se ha de sumar al resto de ganancias y pérdidas patrimoniales. Ejemplo: compras bitcoins a 5.000 euros y los vendes por 7.000 euros, habrás ganado 2.000 euros que hay que sumar al resto de ganancias patrimoniales como acciones o fondos de inversión y tributa según los tramos de la fiscalidad del ahorro, que si no recuerdo mal sería:

      De 0 a 6.000 euros: tributa al 19%

      De 6.000 a 50.000 euros: tributa al 21%

      Por encima de 50.000 euros: tributa al 23%.

      Saludos

Puede comentar el artículo si lo desea