Ismael De La Cruz

Sepa qué es la Banca Personal

Lo primero de todo es no confundir banca privada con banca personal y banca tradicional.

La banca tradicional es la de toda la vida a la que pueden tener acceso cualquier persona.

La banca privada requiere tener un capital mínimo de un millón de euros sin contar propiedades, es decir, en líquido.

La banca personal es algo intermedio, va dirigido a personas con un cierto capital, pero menor al de la banca privada.

En España las entidades que están siendo agresivos en sus campañas de captación de nuevos clientes para la banca personal son Caja Madrid, BBVA, Bankinter, Banesto y Popular.

Las ventajas que obtiene un cliente de la banca personal son las siguientes: atención global con un gestor personal, gestión y administración del patrimonio, acceso a productos exclusivos.

El patrimonio mínimo para ser cliente de la banca personal son 150.000 euros (aunque Banco Pastor lo deja en 60.000 euros y Banesto en 70.000 euros).

Analizan el perfil del cliente y sus necesidades, se le realiza una estrategia personalizada y se comienza.

Hay 4 vías para acceder a los servicios de la banca personal:

– Internet: se usa para consultar las carteras, recibir alertas de cotizaciones, operativa intradía, correo electrónico, etc.

– Teléfono: está disponible 24 horas al día.

– Correspondencia: mediante un modelo de extracto integrado se informa al cliente de manera periódica.

– Oficinas: allí estará su gestor personal para tratar en persona todos los temas.

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea