Los niveles claves son el 38 %, 50 % y 62 % (y el 100 %).
Si el precio tiene un retroceso, desde el máximo de su anterior avance, inferior al 38 % se considera que el movimiento precedente es fuerte.
Si el precio tiene un retroceso, desde el máximo de su anterior avance, superior al 60 % se considera que el movimiento precedente es débil.
El primer retroceso después de un fuerte movimiento alcista suele ser una zona de compra en el 95 % de las veces.
Después de un retroceso hasta el 38 % el avance posterior suele alcanzar nuevos máximos.
Si el retroceso queda en la zona del 50 % las posibilidades de hacer nuevos máximos se reducen al 50 %.
Si se alcanza o supera el 60 % las opciones de hacer nuevos máximos son del 25 %.

Mis servicios

Dirigidos a toda persona interesada en los mercados financieros, tanto los que quieren empezar poco a poco y aprender, como los que llevan ya tiempo invirtiendo. Todo ello explicado de manera sencilla y amena, con el objetivo de que toda persona lo entienda independientemente de sus conocimientos o experiencia.