Leonardo de Pisa, conocido como Fibonacci, era un matemático que nació en el año 1175. Creó una serie de números que presentan una peculiariedad: cada número es el resultado de sumar los dos números anteriores.

Ejemplo: 1, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, 34, 55, 89, 114 y así sucesivamente.

Si cada número de la serie se divide por el número anterior obtenemos la cifra 1,618, que es la «proporción de las proporciones».

Las pirámides de Egipto y las pirámides de México tienen esta proporción en su estructura geométrica.También las esculturas griegas y las obras arquitectónicas de la antigua Grecia.

Aplicando la serie de Fibonacci y el número proporcional al mundo de la Bolsa, obtenemos las siguientes cuestiones:

– Los niveles claves son el 38,2 %, 50 %, 61,8 % y el 100 %. Éstos son retrocesos del precio.

– Si el precio tiene un retroceso, desde el máximo de su anterior avance, inferior al 38 %, se considera que el movimiento precedente es fuerte.

– Si el precio tiene un retroceso, desde el máximo de su anterior avance, superior al 60 %, se considera que el movimiento precedente es débil.

– El primer retroceso después de un fuerte movimiento alcista suele ser una zona de compra en el 95 % de las veces.

– Después de un retroceso hasta el 38 %, el avance posterior suele alcanzar nuevos máximos.

– Si el retroceso queda en la zona del 50 % las posibilidades de hacer nuevos máximos se reducen al 50 %.

– Si se alcanza o supera el 60 %, las opciones de hacer nuevos máximos son del 25 %.

Mis servicios

Dirigidos a toda persona interesada en los mercados financieros, tanto los que quieren empezar poco a poco y aprender, como los que llevan ya tiempo invirtiendo. Todo ello explicado de manera sencilla y amena, con el objetivo de que toda persona lo entienda independientemente de sus conocimientos o experiencia.