Ismael De La Cruz

Respuestas al tema de Bankia

bankia

El tema de Bankia ha sido todo un ejercicio de esperpento al más puro estilo de Valle Inclán, pero por todas las partes implicadas, Gobierno y la propia entidad. Se podría escribir y decir muchas cosas, pero no he querido, de momento.

Llevo semanas recibiendo muchos mails y preguntas acerca de Bankia. Muchas personas están muy preocupadas. Así que he decidido en abierto comentar algunas cuestiones de interés al respecto.

Es cierto que el dinero que los ciudadanos tienen depositado en Bankia en cuentas bancarias y en depósitos está protegido por el FGD (Fondo de Garantía de Depósitos) hasta 100.000 euros por cuenta y por titular. Un inciso, Bankia lo componen varias entidades, así que si tienen dinero en varias de estas entidades, la protección sigue siendo 100.000 euros en total y no 100.000 euros en cada entidad. Mucho ojo a esto que mucha gente lo desconoce.

Pues bien, me remito a lo que he comentado hoy en el otro artículo (el FGD cuenta actualmente con 5.000 millones de euros. Es decir, solo tiene dinero para cubrir el 0,3% de los depósitos totales de los bancos españoles ¿Qué significa ésto? Pues muy sencillo, que no hay dinero, pero ojo, es que no hay dinero ni siquiera para proteger el capital que esté depositado en una sola entidad bancaria, imaginen en el conjunto del sistema financiero español. El Gobierno no va a permitir que se produzca un drama en el caso de llegar a una situación extrema. Soy de los que piensa que en tal caso, serían el Banco Central Europeo y el FEEF los que nos ayudarían).

Respecto a las pagarés cuidado, porque no cuentan con la protección del FGD, ya que son títulos de deuda emitidos por una entidad bancaria. La recapitalización de Bankia le aportaría mayor solvencia y seguridad.

En lo referente a las participaciones preferentes, la entidad podría decidir canjearlas por acciones. No obstante, tengan en cuenta que si la entidad no tiene ganancias no recibirán ustedes intereses.

Los planes de pensiones y los fondos de inversión no suponen ningún problema, ya que están fuera del balance de Bankia, por lo que está todo asegurado.

El panorama no es muy alentador para Bankia. Es uno de los bancos más afectados por la crisis inmobiliaria (supone un 22% de peso en su balance), no se sabe aún qué pasará con el tema de dividendos (el reclamo de un pay out del 50% y una rentabilidad por dividendo del 3% se esfumará), se espera un efecto dilutivo en las acciones de la compañía.

En realidad, el esperpento se compone de 2 operaciones negativas para los inversores. Por un lado la cotización de Bankia y por otro lado la de Cívica, absorbida por Caixabank.

Y no oliden el cambio en el sistema de prorrateo. En vez de tomarse como divisor el precio máximo de la OPS (es lo habitual), se tomó el precio final, que es más bajo. Por tanto, esta decisión perjudicó a los inversores.

En definitiva, un tema, Bankia,  del que se podría hablar largo y tendido. Aunque la banca española en general no es que esté mucho mejor. Las pérdidas de la banca española implican la necesidad de inyección de capital extra de entre 50.000 y 60.000 millones de euros, si bien es cierto que la mayoría de estas pérdidas están en las cajas, necesitando ayuda pública la mayoría de ellas.

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea