Ismael De La Cruz

¿Rebote del gato muerto? La mosca detrás de la oreja de Wall Street

El sector de las utilities es el vencedor este mes, en Europa sube un +5,18% y en segundo lugar está el sector de consumo con una subida de +0,68%. en realidad fueron los únicos sectores en verde en marzo en el Viejo Continente. En el caso de las utilities ha tenido mucho que ver el acuerdo entre Eon y RWE para reestructurar el sector energético en Alemania.Por su parte, el sector bancario se dejó un -7,02% debido principalmente a la fortaleza de la divisa comunitaria y a la caída de los rendimientos de los bonos europeos. Entre los bancos españoles, los peor parados han sido Sabadell -11,1%, Santander -10,95%, Bankia -10,84% y Bankinter -10,12%.

En el trimestre, o lo que es lo mismo, en lo que llevamos de año, el Ibex 35 se salda con el peor comienzo de año desde 2016, siendo el mes de febrero (-5,85%) el que aglutina buena culpa de ello. Los valores españoles van así:

Mercado Continuo: más suben (Audax 554,5% Solaria 163,19% Biosearch 107,56% Ercros 48,67% MásMóvil 36,52%), más bajan (tubos Reunidos -47,20% PharmaMar -33,55% OHL -30,48% Sniace -29,95% duro Felguera -23,94%).

Ibex 35: más suben (Siemens Gamesa 13,95% Colonial 13,49% Merlin 10,09% Bankinter 5,72% Viscofan 1,98%), más bajan (Día -19,89% Inditex -12,45% Mediaset -11,68% REE -10,58% Ferrovial -10,36%).

Sí se puede observar que el Ibex Small Cap (+11%) y el Ibex Medium Cap (-0,85%) se han comportado mejor, lo que confirma que las compañías de pequeña capitalización están capeando mejor el temporal.

Se podría decir que las causas de la debilidad de las Bolsas se debe a los temores y amenaza de una guerra comercial internacional, el incremento de los rendimientos de los bonos del Tesoro de USA y más recientemente lo acontecido en el sector tecnológico. Todo ello ha originado que las apuestas de los inversores por la Bolsa estadounidense baje al nivel más bajo desde abril del año 2016, tal y como se puede deducir del sondeo llevado a cabo por Reuters entre más de 50 gestores de banca privada y directores de inversión en Europa, Estados Unidos, Reino Unido y Japón. En concreto, han reducido su exposición a la Bolsa norteamericana al 38%, mientras que la exposición a la Bolsa global se encuentra en el 48,1%, lo que supone la cota más baja desde el mes de noviembre.

Es por ello que empiezan a surgir voces en Wall Street que piensan que es mejor vender en los rebotes al alza que se produzcan, ya que las subidas podrían ser el “rebote del gato muerto”. Para quien no entienda el significado de esta expresión, decir que se refiere a una reacción de los mercados después de sufrir una caída importante, concretamente a subir tras el derrumbe, pero se trata de una subida puntual y acto seguido prosiguen las caídas. Su explicación se debe a que muchos inversores, tras asistir a una fuerte caída, creen que los mercados ya han caído demasiado y esperan que comience una subida, por lo que empiezan a comprar, de ahí la subida, pero estas compras son pequeñas en cuanto a volumen, no respaldadas por las manos fuertes, que poco después seguirán vendiendo y con ello los mercados cayendo más aún. El origen de la expresión se remonta a octubre de 1987 en Wall Street.

Bueno, se podría argumentar varias causas para que en Wall Street piensen en el rebote del gato muerto, podríamos resumirlas en las siguientes:

1) La fortaleza del euro: es una realidad que la apreciación del euro frente al dólar por encima de 1,24 ha provocado que el nerviosismo vuelva a aparecer. Y es que no olvidemos que las compañías europeas obtienen la mitad de sus ventas del exterior y que la fortaleza del euro el año pasado frenó las ganancias.

2) El indicador de clima empresarial de la eurozona: sufrió caídas y ya acumula tres meses seguidos tras marcar máximos el pasado mes de diciembre. Como antecedente, decir que la última que sucedió esto, el indicador se desplomó un -23% durante los siguientes 3 meses en el año 2011.

3) Ganancias de las compañías: el pasado ejercicio las compañías del Stoxx 600 tuvieron un incremento del 18% anual, en cambio para el presente ejercicio se espera sólo un 4,3%, bastante inferior a la previsión de las compañías del S&P 500 que es del 21%.

Personalmente, con independencia de que haya rebote del gato muerto o no, sigo pensando que en líneas generales será un año verde para las Bolsas.

Como consecuencia de la debilidad de la renta variable, el oro, como activo refugio por excelencia, sale ganando. Los lingotes de oro acumulan su tercera ganancia trimestral, algo que no sucedía desde el año 2011. De hecho, la tenencia en ETFs respaldados por lingotes de oro llegaron a 2.268 toneladas métricas la semana pasada, la mayor cantidad desde hace 5 años. Incluso el tesoro ha aumentado alrededor de 43 toneladas este mismo año, siendo el octavo aumento trimestral. Es cierto que ayuda al oro que el dólar se ha debilitado y las acciones globales están listas para la primera caída trimestral desde principios del 2016.

Quiere saber qué es lo que podemos hacer por usted? 4 pilares básicos imprescindibles para todo inversor serio que se precie, pinche aquí para verlo.

Suscríbase al blog (es gratis) y recibirá cada semana en su correo un newsletter con mi editorial, además de los artículos publicados en el blog en tiempo real.

Una respuesta to “¿Rebote del gato muerto? La mosca detrás de la oreja de Wall Street”

  1. campanaribarga 4 abril 2018 a las 5:41 at 5:41 #

    GRACIAS POR COMPARTIR INFORMACIÓN.

Puede comentar el artículo si lo desea

A %d blogueros les gusta esto: