La economía española seguramente se debilite más de lo que ya está debido a un nuevo impulso a la baja de la demanda.

Se espera un aumento del PIB del 0,20%, en tasa anualizada el crecimiento sería del 0,80%, menos de los esperado.

El sector construcción sigue en contracción. La balanza por cuenta corriente mantiene déficit elevado. La actividad industrial sigue mermada y lastrando el empleo.

El crédito a empresas y familias se endurece, tanto en los tipos de interés como en las condiciones, afectando más a los préstamos más pequeños.

La producción industrial se resiente, el IPI baja un 2,70% interanual, lastrado por los bienes de consumo.

Mis servicios

Dirigidos a toda persona interesada en los mercados financieros, tanto los que quieren empezar poco a poco y aprender, como los que llevan ya tiempo invirtiendo. Todo ello explicado de manera sencilla y amena, con el objetivo de que toda persona lo entienda independientemente de sus conocimientos o experiencia.