Atentos a una posible operación que pueden llevar a cabo la española Cellnex y Hutchison, una de las empresas más grandes de entre las que cotizan en la Bolsa de Hong Kong (también lo hace en Wall Street) y está presente en 55 países.

El viernes asistimos a una subida de sus acciones, concretamente un 5,57% y el motivo obedecía a que podría producirse una operación, una posible venta de sus torres de telefonía a la española Cellnex. La subida se desarrolló con fuerte incremento de volumen, unas 5 veces el volumen habitual en la compañía. De materializarse estaríamos hablando de una de las operaciones más potentes en el sector de telecomunicaciones en Europa.

Sería una operación interesante, ya que las carteras de Cellnex y de Hutchison pueden complementarse perfectamente en Reino Unido e Italia. Para Cellnex marcaría un hito puesto que hasta la fecha no tiene ninguna operación de este calado, basta recordar que Hutchison tiene 28.500 torres en 6 países del Viejo Continente y para Cellnex todo ello implicaría adentrarse por primera vez en países como Dinamarca, austria y Suecia, así como afianzar su posición en Italia, Irlanda y Reino Unido.

De todas maneras, no corramos ni vendamos la piel del oso antes de cazarlo, porque la operación no está todavía cerrada y aún podría irse al traste.

Cellnex ya venía subiendo el jueves y el viernes tras haber logrado un acuerdo con Iliad para adquirir una participación de control del 60% en la empresa que pasará a operar los 7.000 emplazamientos de telecomunicaciones de Play en Polonia. De ésta manera, Cellnex se quedará con el 60% de la nueva empresa mientras que el 40% restante seguirá siendo propiedad de Play (Iliad).

Las previsiones de Cellenex gustaron al mercado: una vez completada la adquisición, el Ebitda adicional estimado alcanzará los 220 millones de euros, mientras que el flujo de caja se elevará en 160 millones.

Una lástima ha sido lo de Hutchison, porque tenía preparada una estrategia que consistía en dividir la compra en dos tramos, en 6,10 y en 5,55. Finalmente sí llegó a 6,10 pero no a 5,55. Es lo que denomino doble pivote (en éste de soportes, porque se puede utilizar también con resistencias). Consiste en que tenemos dos niveles relativamente cerca uno del otro. ¿Por qué tener que elegir en cuál de los dos niveles entrar? Pues entramos en ambos pero asumiendo el mismo riesgo que si sólo hubiésemos entrado en uno de ellos. La idea es repartir el capital, de manera que se entra con la mitad de la posición en cada zona. De esta manera, si rebota solo en la primera zona estamos dentro, si rebota en ambas estamos también dentro y aun precio promedio.

En cambio, si la distancia entre las dos zonas no es pequeña, ya no se trataría de un doble pivote, sino de dos zonas independientes, por lo que o bien se entra solo en la zona más alejada o bien en ambas, pero sabiendo que el stop de la primera zona ha de ser pequeño.

Cuando oficialmente se materialice todo, asistiremos a un impulso al alza de ambas compañías.

Suscríbase (es gratuito) y así recibirá cómodamente y en tiempo real en su correo los artículos que se vayan escribiendo. Pinche aquí para suscribirse

Mis servicios

Dirigidos a toda persona interesada en los mercados financieros, tanto los que quieren empezar poco a poco y aprender, como los que llevan ya tiempo invirtiendo. Todo ello explicado de manera sencilla y amena, con el objetivo de que toda persona lo entienda independientemente de sus conocimientos o experiencia.