¿Qué rumbo tomará el mercado? Les comento 5 cosas interesantes que todo inversor ha de conocer, no es una ciencia pero sí una herramienta más a considerar.

Hemos asistido a una semana muy positiva para la renta variable mundial gracias al anuncio de Pfizer acerca del 90% de efectividad de su vacuna. El Ibex 35 ha sido de lo mejorcito en Europa subiendo +13,29% en lo que es su mejor semana desde 1998 cuando subió +14,55%, pero aun con todo va perdiendo en el año -18,49% ocupando el segundo peor lugar en el Viejo Continente sólo superado por el Ftse británico que se deja un -21,09% (el Eurostoxx 50 sube cae en 2020 un -8,4%). El resto de plazas también han culminado una gran semana con el Dax alemán subiendo 4,7%, el Cac francés +8,5%, el Mib italiano +6,2%, el Ftse británico +6,9% y el Stoxx 600 +12,4% (su segundo mejor mes en tres décadas).

En España la semana ha sido tremenda para valores como IAG +40,71%, Meliá Hoteles +41,32%, Santander +33,52%, BBVA +27,67%, Caixabank +27,04%, Repsol +25,81%, Merlin Properties +24,83%, Telefónica +20,54%. En el lado contrario tenemos Endesa -0,94%, Cellnex -4,76%, Solaria -6,79% y PharmaMar -18,90%. Mucho necesitaban los bancos una semana así tras un año muy negativo, de hecho los principales fondos cotizados en bolsa del sector, como el SPDR cae  más de un -10% en el ejercicio.

En Wall Street el S&P500 sube en la semana + 2,16% (en el año +10,97%), el Dow Jones +4,08% (+3,30% en el año) y el Nasdaq -0,55% (en el año +31,84%).

El tema que está dando mucho que hablar es que el 76% de las acciones del Russell 3000 cotizan por encima de su media móvil de 200, algo que no sucedía desde hace 7 años.

El SPDR S&P 500 ETF Trust es el mayor ETF del mundo y ha visto entrar en un sólo día 9.800 millones de dólares. En noviembre gana un +8,58% y en el año se mantiene con ganancias por encima del 10%.

Así las cosas, el índice Vix (volatilidad) ha caído 16 puntos desde finales de octubre a 24, pero todavía se mantiene por encima de su promedio de 19.5 puntos.

La bolsa japonesa (Nikkei 225) cayó el viernes un -0,53% después de ocho días en positivo y tras alcanzar máximos no vistos desde el año 1991.

El dólar subió un poco pero en el año cae un -5,53% frente al euro. La lira turca sube a su nivel más alto en siete semanas, registrando una ganancia semanal del 12% tras la promesa de Erdogan de adoptar un nuevo modelo económico que elevó las expectativas de un fuerte aumento de la tasa de interés del banco central. Y es que una encuesta de Reuters espera que el banco suba ésta semana su tasa de interés al 15% desde el 10,25%. El dólar neozelandés sube un 4% este mes y podría seguir al alza con la ayuda del Banco Central que sigue sin querer adoptar tipos negativos.

El petróleo vivió su mejor semana desde el pasado mes de mayo subiendo un +9%. El barril de petróleo Brent cae en el año -35% y el West Texas pierde un -33,9%. La última recuperación se debe a las expectativas de recuperación de la demanda (tras el anuncio de la vacuna de Pfizer) desde los peores augurios que se han visto en el año.

El oro cayó -3%. Bitcoin subió en 2017 un +1900% y en lo que va de 2020 un +125%. Los 20.000 dólares siguen siendo su objetivo.

El níquel subió un +4% y en el año ya asciende un +14%. Las subidas del aluminio en el año son de un +22%, el metal pesado más alcista en lo que va de año.

La evolución de las materias agrícolas está siendo muy dispar. Algunas, como el trigo, se revalorizan en el año, otras como el café y el cacao sufren pérdidas. Las expectativas apuntan a más volatilidad debido a una climatología adversa.

El sentimiento semanal de los inversores (AII) queda de la siguiente manera:

  • Alcistas: 55,8% (+17,9% respecto pasada semana)
  • Neutros: 19,3% (-11,3% respecto pasada semana)
  • Bajistas: 24,9% (-6,6% respecto pasada semana)

¿Y ahora qué? Fíjense en 5 cuestiones a tener en cuenta:

– El rendimiento medio del S&P500 6 meses después de una gran subida es de un +11,4%. Este año ha sido un +12,3%. Lo ha vuelto a cumplir.

– Con casi diez días de comercio en noviembre, el S&P 500 marca otra buena marca: los diez mejores días de comercio del mes desde enero de 1987. En toda la historia del S&P, sólo ha habido otros 17 meses en los que el S&P 500 subió más de un 9% en los primeros diez días del mes, y en el período posterior a la Segunda Guerra Mundial sólo ha habido cinco.

Concretamente, éste año ha subido +9,02% y sólo le supera los años 1987 +9,63%, 1984 +9,13%, 1982 +11,75%, 1974 +12,43%, 1955 +9,14%, 1939 +16,91%, 1938 +20%, 1933 +15,33%, 1932 +16,09%.

¿Y qué hizo el S&P500 el resto de meses? Pues subió una media de +0,96%.

– Las acciones suelen registrar ganancias interesantes después de elecciones presidenciales en Estados Unidos al margen de si ganan los demócratas o los republicanos. De media, el S&P500 sube un +8,1% el año siguiente y el mejor escenario históricamente para las Bolsas es un poder dividido, como parece que será en esta ocasión también.

Gráfico: CFRA

Obama fue el único presidente demócrata desde el año 944 que presidió un Congreso dividido. El retorno medio del S&P500 esos cuatro años fue un +13%. Trump ha tenido un gobierno dividido los últimos dos años, en 2019 subió +29% y en lo que va del año un +9%, a pesar de una fuerte caída en marzo y abril que terminó con el largo mercado alcista.

– Las acciones normalmente suben en diciembre de un año electoral.

– JPMorgan es de los más optimistas ya que es de la opinión que aunque haya otra caída fuerte desde el punto de vista económico (cierres de países por el Covid 19), será positivo para los mercados aunque no a corto plazo, ya que provocaría más programa QE por parte del Banco Central y ello se traduciría en más liquidez.

Suscríbase (es gratuito) y así recibirá cómodamente y en tiempo real en su correo los artículos que se vayan escribiendo. Pinche aquí para suscribirse

Mis servicios

Dirigidos a toda persona interesada en los mercados financieros, tanto los que quieren empezar poco a poco y aprender, como los que llevan ya tiempo invirtiendo. Todo ello explicado de manera sencilla y amena, con el objetivo de que toda persona lo entienda independientemente de sus conocimientos o experiencia.