Ismael De La Cruz

Qué mercados se verían favorecidos y perjudicados con la reforma fiscal de Trump

Tenemos novedades con la reforma fiscal de Trump. Pero lo importante es qué mercados se verían favorecidos y cuáles perjudicados con la aprobación o no de la reforma.

A nadie escapa que una de las principales razones por las que las Bolsas norteamericanas (y de manera indirecta las europeas) acumulan subidas interesantes en los últimos meses es por la reforma fiscal prometida por Trump en su campaña electoral. Y es que esta era una de sus medidas estrella y los inversores siempre han confiado en que tarde o temprano, con más o menos problemas, se lograría sacarla adelante. Buena prueba de ello es que recientemente los tres índices de Wall Street (S&P, Dow Jones, Nasdaq) marcaron nuevos máximos históricos, al igual que el Dax alemán.

Entre otras medidas, la reforma fiscal contempla una rebaja del impuesto de sociedades del 35% al 20%, reduce el tope para las rentas más altas (del 39,6% al 35%) y duplica el mínimo exento, simplifica los tramos del IRPF hasta el 39,6, el 35, el 25 y el 12%. De ahí que se haya querido vender como “la mayor rebaja fiscal de la historia”. De todas maneras, esta reforma fiscal viene con polémica y un arduo debate en el seno de la sociedad norteamericana, ya que unos piensan que una rebaja a las empresas les permitiría invertir más en bienes de capital (máquinas), de manera que producirían más y podrían de esta manera aumentar los salarios de sus trabajadores, incrementando las nóminas de las familias. En cambio, otro sector estima que es falso, que en verdad favorecerá a la clase rica del país, corporaciones y empresas, que la inversión es financiada en gran medida por deuda y los pagos de intereses son deducibles de impuestos, por lo que el impuesto corporativo reduce el coste de capital y los retornos de la inversión proporcionalmente. Por lo tanto, no creen que los impuestos corporativos irá a incrementar la inversión o el empleo. Si quieren profundizar más en este tema pueden ver el artículo que escribí al respecto pinchando aquí 

Pues bien, el jueves se produjo una novedad importante con todo el tema de la reforma fiscal. La Cámara de Representantes aprobó por 227 votos a favor y 205 votos en contra la reforma. Pero el problema es que los republicanos tienen mayoría absoluta en el Congreso, pero en el Senado no, de ahí que lo más difícil queda aún por llegar, de hecho es el siguiente paso, el Senado. Además, resulta que hay varios senadores republicanos que no tienen muy claro si votar a favor de la reforma o en contra, como por ejemplo Ron Johnson, Susan Collins, Jeff Flake y Bob Corker. Las razones principales son que no creen o no tienen la certeza de que finalmente sean los ciudadanos y no las empresas las que salgan beneficiadas con todo ésto.

El hecho es que Trump tiene prisa, lo querría hacer antes de dos semanas, y en todo caso antes del 12 de diciembre, más que nada porque en esa fecha tienen las elecciones de Alabama y los republicanos se exponen claramente a perder un senador, no estando precisamente el horno para bollos. De todas maneras, aunque se apruebe en el Senado, el proceso todavía no habría finalizado, quedarían otros trámites, pero menores.

¿Qué consecuencias tendría para los mercados la aprobación o no de la reforma fiscal?

Voy a tratar de resumirlo de manera muy breve y sencilla:

1) Se aprueba la reforma fiscal

– Las Bolsas subirían, al fin y al cabo es lo que llevan esperando desde hace un año que Trump ganase las elecciones presidenciales.

– Incremento de los rendimientos de los títulos de renta fija del país.

– La Reserva Federal implementaría una política monetaria más restrictiva para el próximo ejercicio 2018, hecho que favorecería que el dólar estadounidense se fortaleciese.

– Como consecuencia de la apreciación del billete verde, el oro se vería afectado y caería.

2) No se aprueba la reforma fiscal

– Las Bolsas caerían, supondría todo un varapalo y decepción sobre la medida estrella de Trump.

– El oro podría verse favorecido ante la caída de la renta variable y ante la debilidad del dólar.

– El dólar se depreciaría.

Este sería el escenario a priori, de todas maneras, conviene ir viéndolo poco a poco para evitar sorpresas.

¿Quiere saber qué es lo que podemos hacer por usted? 4 pilares básicos imprescindibles para todo inversor, pinche aquí para verlo.

Suscríbase al blog (es gratis) y recibirá cada semana en su correo un newsletter con mi editorial, además de los artículos publicados en el blog en tiempo real.

Tags:

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea