El sentimiento semanal de los inversores (AAII) no cambió demasiado. Los alcistas subieron 3,68 puntos a 30,84% siendo el segundo aumento semanal consecutivo y la primera ocasión que sobrepasa el umbral del 30% desde el pasado 11 de junio, aunque eso sí, sigue por debajo de su nivel medio histórico de 38%. Los bajistas subieron 3 puntos a 45,37% y sí están por encima de su media histórica de 30,5%. Los neutrales bajaron 6,38 puntos a 23,79% en lo que supone la mayor caída semanal desde el mes de marzo y se encuentra en su nivel más bajo desde el 7 de mayo.

Las acciones y los bonos europeos siguen siendo optimistas acerca de que la Unión Europea llegue a un acuerdo en lo referente a las ayudas económicas. El Stoxx Europe 600 sube +9%, y el Euro Stoxx 50 +16% desde que se hizo público a mediados de mayo el acuerdo entre alemania y Francia sobre la propuesta de estímulo económico. Y es que ésta es una de las principales razones por las cuales muchos gestores de fondos prefieren las acciones europeas frente al resto. Por su parte, el diferencial entre los rendimientos de los bonos italianos y alemanes se redujo casi 50 puntos básicos durante ese mismo período. Pero la realidad es que no será nada fácil, la propia Mrerkel dijo que todavía las diferencias siguen siendo muy grandes, por lo que no puede vaticinar si se alcanzará finalmente un acuerdo.

En Wall Street una encuesta entre gestores de fondos de inversión arrojó los siguientes vaticinios: Los estrategas encuestados por Bloomberg esperan que

  • Euro Stoxx 50 terminará el año sobre los 3.192 puntos.
  • Stoxx Europe 600 terminará el año en 369 puntos.
  • DAX alemán termina el año en 12.132 puntos.
  • FTSE 100 británico terminará el año en 6.262 puntos.

Y es que las preocupaciones por el aumento de los casos de coronavirus a nivel mundial y las nuevas tensiones entre Estados Unidos y China están generando dudas tras subir el Euro Stoxx 50 un 40% desde los mínimos de marzoso y subir a un máximo de cinco semanas el miércoles por el optimismo sobre el progreso de una vacuna para combatir la infección.

Los mercados de valores de EE.UU han estado aprovechando las medidas de la Reserva Federal: bajó los tipos de interés, estableció compras masivas de bonos y facilidades para reforzar los mercados de crédito, coordinó acciones con bancos centrales extranjeros para facilitar el suministro de dólares en todo el mundo y estableció programas para prestar directamente a las empresas estadounidenses. Y eso fue sólo en marzo. Más tarde compró ETFs por primera vez mientras que su balance se incrementó a alrededor de 7 billones de dólares.

En Wall Street, decir que desde la Segunda Guerra Mundial siempre que el S&P 500 ha experimentado una caída entre el 31 de julio y el 31 de octubre durante un año electoral, el partido en la Casa Blanca perdió las elecciones en un 88% de las ocasiones. La única excepción tuvo lugar en el año 1956 cuando Stevenson no pudo vencer a Eisenhower.

El Nasdaq no sólo ha visto un porcentaje muy elevado de días en verde este año, sino que recientemente las caídas diarias consecutivas han sido inexistentes. La última vez que el índice vio descensos diarios consecutivos fue el 12 y el 13 de mayo.

Una señal de advertencia ha sido que el Nasdaq 100 subió un +1% mientras que el índice de volatilidad Cboe NDX subió +8%, una situación que nunca había ocurrido antes. El hecho de que los inversores de opciones estén valorando una mayor volatilidad a pesar de los máximos históricos del Nasdaq es una de las razones de la precaución que conviene tener ahora mismo.

The Nasdaq-100 and its volatility gauge are both trending higher

De momento, el ratio put/call cayó y se mantiene por debajo de 1, lo que implica sentimiento favorable y positivo de los inversores.

Imagen

A modo de curiosidad, les dejo el siguiente gráfico donde se aprecia muy bien que cada década tiene su boom…

Imagen

Los inversores están que no salen de su asombro con la gran rentabilidad que están teniendo las acciones de Tesla (+259%). Pero nada si se compara con otras compañías. Por ejemplo, en el sudeste asiático, los fabricantes de guantes de goma están atrayendo más fervor de inversores que incluso los coches eléctricos de Elon Musk. Top Glove ha subido +389% mientras que Supermax ha subido más de +1.000%. Y siguiendo en Asia, Cambricon Technologies, un desarrollador de chips, subió ayer en su debut +230% (fue subiendo +358%), Semiconductor Manufacturing International debutó el jueves y subió +202%. Otras acciones de chips que también han subido son Advanced MicroFabrication Equipment que ha registrado ganancias de +127% desde comienzo del año.

Si nos vamos a Europa, las acciones de Enzymatica subían +76% en Estocolmo en el momento de escribir el artículo, ya que la compañía dijo que los resultados preliminares muestran la capacidad del spray bucal ColdZyme para desactivar el virus causante de la pandemia COVID-19. El estudio demostró que desactiva el coronavirus en un 98.3%.

Lo de China es digno de estudio. El índice CSI 300, tras una fulgurante subida, cayó en la semana -4,4% tras subir la anterior un +7,6% en lo que es el giro más rápido desde el año 2015 con la devaluación del yuan.  La caída se produjo después de que el Gobierno chino adoptara una serie de medidas para frenar el ritmo de las ganancias en lo que de repente se había convertido en el mercado de valores más caliente del mundo. El apalancamiento fue la razón de este rally, pero los reguladores no quieren ganancias rápidas y están llevando a cabo medidas para enfriar el sentimiento de euforia y alcista de los inversores. De momento, la economía china creció un 3,2% en el segundo trimestre recuperándose de una contracción récord del 6,8% en el primer trimestre. El país se convirtió en la primera economía importante en registrar un crecimiento tras la pandemia.

Imagen

Respecto al euro, decir que rebotó un +7% frente al dólar desde el suelo de marzo (el 19 de marzo cayó a 1,0691 dólares). El apoyo monetario del Banco Central Europeo y los avances de la Unión Europea hacia un fondo de recuperación económica común han alimentado la subida de la divisa comunitaria, y si el Consejo Europeo aprueba el paquete de estímulos fiscales de 750.000 millones para hacer a la pandemia, subirá aun más. Así las cosas, el euro firmó el viernes su cuarta semana al alza, algo que no sucedía desde febrero de 2008 y está a punto de marcar un nuevo máximo anual. Hasta la fecha, la cota más alta del año fue 1,1447 dólares y la marcó en la segunda semana de marzo, antes de que el Covid acelerara su expansión por Europa. Con el número de nuevos contagios marcando récords casi a diario en Estados Unidos, el dólar sigue débil y cayó frente a todas las principales monedas la anterior semana, con la excepción del dólar canadiense.

Suscríbase (es gratuito) y así recibirá cómodamente y en tiempo real en su correo los artículos que se vayan escribiendo. Pinche aquí para suscribirse

Mis servicios

Dirigidos a toda persona interesada en los mercados financieros, tanto los que quieren empezar poco a poco y aprender, como los que llevan ya tiempo invirtiendo. Todo ello explicado de manera sencilla y amena, con el objetivo de que toda persona lo entienda independientemente de sus conocimientos o experiencia.