Ismael De La Cruz

Qué es el Confirming o Reverse Factoring y ventajas que ofrece a todas las partes

El Confirming o Reverse Factoring es un producto que aporta soluciones de pago a las empresas y proveedores y que como nueva opción de pago y financiación, permite contribuir al objetivo estratégico de crecimiento en el crédito a empresas. Realmente es un servicio financiero que ayuda a las empresas a gestionar de forma sencilla el pago a sus proveedores, sin sufrir tensiones de tesorería.

Así pues, es un producto a través de la cual una empresa contrata a una sociedad financiera para que sea esta quien se encargue de la gestión de sus pagos a proveedores. Se caracteriza por el ofrecimiento a los proveedores de una línea de financiación que les permita cobrar con antelación sus facturas, previa deducción de los intereses correspondientes. De esta manera, el proveedor cobrará antes y contará con la liquidez necesaria para seguir creciendo. La empresa pagadora contará con una mejor imagen frente a sus proveedores, al presentarse frente a ellos como una sociedad solvente que paga incluso antes de lo establecido.

Existen varias modalidades de Confirming:

1) Confirming tradicional

Es una operación mixta de gestión y riesgo, mediante la cual el banco gestiona los pagos de la empresa a sus proveedores hasta un límite determinado, a través de un servicio integral de administración y financiación, garantizando el cobro de dichos pagos a sus proveedores, al mismo tiempo que facilita a éstos la posibilidad de cobrar las facturas antes de vencimiento mediante el anticipo de su importe.

Se pueden gestionar pagos con posibilidad de anticipo en euros y divisas.

2) Confirming de pronto pago

Esta modalidad de pago surge como consecuencia de que la empresa que es cliente del banco consigue (a través de negociaciones comerciales) de sus proveedores descuentos por pronto pago en sus compras. Si estos descuentos son superiores al coste de financiar el aplazamiento, dicha empresa obtiene un beneficio financiero y como consecuencia de ello, podría pactar el pago a sus proveedores al contado.

No cabe la posibilidad de ofrecer anticipos al proveedor, ya que estos cobran al contado y es el ordenante de los pagos el que, a cambio del aplazamiento, asume los costes de la financiación.

Tanto la financiación al ordenante como los pagos a proveedores se podrán realizar en euros o en cualquier divisa oficial.

Como la financiación se ofrece al cliente/ordenante, hablaríamos de un coste de aplazamiento para el mismo, incluyendo intereses y comisiones.

Ventajas del Confirming

Para la empresa:

– Mejora su sistema de pagos.

– Se eliminan tareas de gestión, que se traspasan al banco.

– Mejora su planificación y sus previsiones de tesorería y la gestión de los proveedores.

– Gastos financieros deducibles en el impuesto de sociedades.

– El cliente sabe que sus proveedores no tendrán problemas de tesorería, lo que le asegura que la cadena de producción no se parará por la falta de financiación de los suministradores.

Para el proveedor:

– Gana agilidad y rapidez en la gestión de sus facturas.

– Permite anticipar el cobro de las facturas sin esperar a la fecha de vencimiento, lo que facilita la gestión de tesorería.

– Obtiene crédito sin aumentar su riesgo bancario.

– Reducción del pasivo en el balance, teniendo así más capacidad de endeudamiento para realizar inversiones.

– Una vez confirmada la factura, puede cobrar al contado, en unas condiciones financieras preferenciales y elimina el riesgo de impagos.

Para la entidad:

– Posibilita la captación de negocio de empresas.

– Rentabilidad adicional por devengo de comisiones.

– Fidelización de clientes y proveedores.

Quiere saber qué es lo que podemos hacer por usted? 4 pilares básicos imprescindibles para todo inversor serio que se precie, pinche aquí para verlo.

Suscríbase al blog (es gratis) y recibirá cada semana en su correo un newsletter con mi editorial, además de los artículos publicados en el blog en tiempo real.

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea