Escenario de las divisas

Escenario de las divisas

 

Nos acercamos al jueves que es el referéndum en Reino Unido y el viernes se conocerán oficialmente los resultados. Vamos a ver en este artículo qué divisas se fortalecerían, cuáles de depreciarían y las que seguirían tranquilas.

La idea a tener en cuenta es que si finalmente ganase la opción del Brexit (salida de Reino Unido de la Unión Europea), una serie de divisas que actúan como refugio se verían fortalecidas siguiendo la tónica de estas últimas semanas en las que están siendo las estrellas.

Dos serían las divisas que saldrían más fortalecidas si hubiese Brexit:

A) Franco suizo: ya sabemos cómo se las gasta el Banco Central de Suiza (SNB). Hace unos años, cuando se estaba produciendo una huida de depósitos de la zona euro, de capital de varios países hacia lugares en principio más estables y seguros, siendo el principal destino Suiza, la entidad reaccionó porque no quería una entrada masiva de dinero, ya que ello llevaría a fortalecer al franco, perjudicando a las exportaciones del país helvético.

Fue esta la razón por la que en el mes de agosto de 2011, el Euro/Franco estuvo a punto de llegar a la paridad (1,0064). Este hecho hizo reaccionar al Banco de Suiza en el mes de septiembre del mismo año, adoptando una política de compra agresiva de euros con la finalidad de evitar a cualquier precio que se perdiera dicha referencia.

Y es que también buscaba evitar el riesgo de la deflación ante una moneda tan fuerte que recibía gran cantidad de flujo de capital proveniente de muchos países. Así pues, las autoridades monetarias suizas decidieron intervenir, hasta enero del 2015.

Pero el SNB se vio abocado a eliminar el suelo que tenía frente al euro por el inmenso coste económico que ello le habría supuesto, algo que en modo alguno le compensaba respecto a las ventajas de haber seguido fiel a su política monetaria. La entidad se vería seriamente expuesta a perder cantidades ingentes de reservas si se aventuraba en una frenética carrera comprando euros, una guerra en la que no podría vencer al Banco Central Europeo cuando puso en marcha el programa QE.

Pues bien, en el caso de que gane la opción del Brexit, el franco suizo se vería fortalecido, aunque seguramente fuese sólo en el corto plazo porque el Banco Central de Suiza sigue muy de cerca la evolución de su divisa desde hace meses. Este efecto implicaría, por ejemplo, ver fuertes caídas en eur/chf (euro frente al franco). Lo que sucede es que no sería conveniente, por precaución más que nada, intentar buscar con cortos objetivos más allá de 1,04-1,05, principalmente porque el SNB podría intervenir directamente, lo que acabaría por frenar la sangría bajista.

B) Yen japonés: Japón viene advirtiendo de que tenía la intención de intervenir para evitar que su divisa continuase fuerte frente al resto de monedas, quiere depreciar el yen para reactivar su economía e impulsar sus exportaciones. No es algo nuevo, de hecho ya intervinieron directamente en los mercados de divisas a finales del año 2011.

Lo que ocurre en esta ocasión, a diferencia del 2011 cuando el Tesoro de USA manifestó su rechazo, es que Estados Unidos no quiere que el BoJ mueva ficha. El mensaje que lanzaron fue bastante clarito:  responderemos sin paliativos y duramente si intentan depreciar el yen de manera artificial interviniendo en el mercado de divisas. Los americanos piensa que ello supondría una carga para su economía a la vez graves consecuencias en las relaciones entre ambos países.

En caso de Brexit el yen japonés podría ser, en principio, una de las monedas más favorecidas, su carácter defensivo y de refugio haría que muchos inversores acudiesen a ella, por no hablar de la repatriación de fondos nipones de activos de la eurozona que se producirían.

Pero a Japón le va a dar igual la advertencia de USA, si realmente tenemos Brexit pensarán en sus intereses como es obvio e intervendrán, o al menos sería lo lógico. Es cierto que Hamada, consejero del primer ministro de Japón, dijo en su momento que intervendrían si el dólar/yen (usd/jpy) caía a la zona de 90-95 puntos. Pero tal vez no haya que esperar tanto, perder la referencia de los 100 puntos ya implicaría adentrarnos en terreno abonado para la intervención.

Dos serían las divisas que se depreciarían en caso de Brexit:

A) Libra esterlina: el Banco de Inglaterra podría recortar sus tipos de interés en 50 puntos básicos en el mes de agosto. La libra podría caer entre el 12-15%. De todas maneras, el BoE también reaccionaría.

En el artículo que mañana escribo en Expansión les explico algunas ideas operativas que se podrían realizar para aprovechar el hipotético escenario que se abriría.

B) Euro: se vería afectada ya que el proyecto europeo quedaría seriamente dañado y en entredicho (entre otras razones porque se abre la caja de Pandora y otros países podrían seguir los pasos de Reino Unido, como Dinamarca y Holanda). En principio caería también en el corto plazo, aunque el Banco Central Europeo reaccionaría rápido.

El resto de divisas, tales como el dólar australiano, el dólar canadiense y el dólar neozelandés no debieran de verse muy afectados, entre otras razones porque no están demasiado involucrados o expuestos en Reino Unido.

Visítenos en Wise Trend. En medio del caos siempre hay una oportunidad. En Premium tendrán acceso cada día a vídeos, ideas operativas, análisis, artículos explicando el escenario de las Bolsas europeas y americanas, acciones, divisas, índices.

Suscríbase al blog (es gratis) y recibirá cada semana un boletín con el escenario de los mercados, además de un aviso por mail con los artículos publicados en el blog.

Foto cortesía de Free Photo Bank

Mis servicios

Dirigidos a toda persona interesada en los mercados financieros, tanto los que quieren empezar poco a poco y aprender, como los que llevan ya tiempo invirtiendo. Todo ello explicado de manera sencilla y amena, con el objetivo de que toda persona lo entienda independientemente de sus conocimientos o experiencia.