Ismael De La Cruz

Psicología para el trading

* Recuerde que cuando una persona invierte en Bolsa en realidad está invirtiendo en gente, en personas. ¿Por qué? Muy sencillo, cuando usted compra es porque alguien se lo vende, cuando usted vende es porque alguien se lo compra.

Por tanto, entender la psicología de masas, la forma de pensar de los inversores, es la clave para operar con éxito. La inversión de éxito es el resultado de una forma adecuada de pensar. El buen trader no se basa solo en su sistema de inversión, sino en su pensamiento.

* Para aprender a ganar hay que aprender primero a perder. A ganar cualquiera se acostumbra, a perder no. Por tanto, al principio es normal perder, solo aquellos con fuerza mental y psicológica para resistirlo, con el hambre necesaria para seguir adelante pese a las adversidades y con un colchón económico que le permita aprender de las pérdidas, solamente aquellos que cumplan estos requisitos podrán finalmente ser traders.

* Hay que saber gestionar las pérdidas. El buen trader es aquél que cuando pierde una operación controla su pérdida y se convierte en pequeña. Se trata de gestionar profesionalmente las pérdidas, no de eliminarlas (porque siempre estarán ahí con nosostros).

El buen trader no solo gestiona la pérdida y la convierte en pequeña, sino que aprende de ella para aprender y no volver a cometer ese error en su operativa.

* El hecho de que salte un stop loss tiene una doble función positiva:

– Evita que la pérdida sea mayor.

– Proporciona una nueva oportunida para entrar en el mercado ya que estamos fuera y disponemos de toda la liquidez para ahora hacerlo bien.

* El buen trader no piensa en dinero. ¿Cree que un abogado cuenta el dinero que lleva ganado en el día cada vez que un cliente sale de su despacho?

* El buen trader antes de abrir una operación tiene muy claro dónde entrar y por qué, donde poner el stop loss, cual es el objetivo para salirse, dónde promediar, dónde doblarse. Es decir, no deja nada a la improvisación, todo obedece a un planning detallado y minucioso que forma el Sistema de Trading de cada trader.

* El mercado no regala dinero a nadie. Se puede ganar algunas operaciones gracias a la suerte, pero el buen trader aprenderá por qué la ganó por suerte y no por sus Sistema de Trading, ya que el mercado acabará cogiéndole y cobrándole todo lo que obtuvo por suerte + intereses.

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea