La protección contra el riesgo de default de España es cara: asegurar 10.000 millones de dólares de bonos gubernamentales durante cinco años en el mercado de contratos de cobertura frente a impagos crediticios cuesta 300.000 dólares anuales.

Una forma de reducir el coste inicial sería comprar cobertura a cinco años y vender protección a diez años que cuesta 285.000 dólares anuales. De este modo, los inversores deberían obtener beneficios si la crisis empeora ya que el coste del seguro a corto plazo tendría que repuntar. De hecho, los contratos portugueses a cinco años cuestan 150.000 dólares anuales más que los contratos a diez años.

Mis servicios

Dirigidos a toda persona interesada en los mercados financieros, tanto los que quieren empezar poco a poco y aprender, como los que llevan ya tiempo invirtiendo. Todo ello explicado de manera sencilla y amena, con el objetivo de que toda persona lo entienda independientemente de sus conocimientos o experiencia.