Ismael De La Cruz

Productos garantizados

Entre diciembre y enero vencen 6.500 millones en productos con garantía, productos garantizados, pero hay que vigilar la letra pequeña ya que muchos garantizados son productos de poca rentabilidad, poco líquidos y con letra pequeña.

Los fondos garantizados suponen un 30% del total del patrimonio del sector. Nunca antes, ni siquiera en la fiebre de los garantizados posterior a 2002, el peso de estos productos en la industria fue tan alto. Eso se debe principalmente debido a la fuga de capitales de otros fondos que, a diferencia de éstos, permiten el reembolso anticipado.

El reto es mantener la inversión de los partícipes tras un 2008 nefasto en el que se han marchado de los fondos muchos millones de euros, debido a que las entidades financieras han echado el resto en la captación de depósitos para mejorar su posición de liquidez.

Las entidades se están preparando para el momento en el que expiren los depósitos a plazo que han lanzado en 2008. Las rentabilidades van a bajar y una forma de atar al cliente será con fondos garantizados.

Si se ofrece un producto que dé por ejemplo el 60% de la subida del Ibex a tres años y garantice el 100% del capital, es una buena alternativa, porque aunque se ofrezca poco porcentaje de la subida, los mercados están en niveles muy bajos.
El problema está en la letra pequeña, es aconsejable aquellos productos en los que la rentabilidad esté ligada a índices conocidos, las rentabilidades se calculen de forma sencilla -evolución entre una fecha y otra- y en los que no se paguen comisiones demasiado altas.

Además, la alta volatilidad de las Bolsas junto con los bajos tipos de interés de referencia complican la confección de estos productos, que dependen de estos dos factores para ofrecer condiciones atractivas.

En el caso de los garantizados de renta variable que han vencido últimamente, las rentabilidades previstas para los fondos que vencerán este año raramente irán más allá del valor de la garantía, debido a la caída de las Bolsas.

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea