La prima de riesgo de España (que se calcula con el diferencial entre el bono español a 10 años y el alemán a 10 años) ha continuado hoy subiendo, superando el máximo que alcanzó en el mes de junio pasado, es decir, antes de publicarse los test de estrés realizados a los bancos europeos.

El efecto contagio comenzaba a surgir, empezando por la incertidumbre acerca de la posibilidad de una quiebra en Irlanda y las negaciones alemanas  sobre un posible rescate.

Con todo ello, también los seguros de impagos de deuda (CDS) de España se disparaban al alza.

Así pues, mientras los diferenciales y los CDS continuén al alza, la desconfianza en nuestro mercado seguirá vigente y lo acusará el Ibex 35.