Ismael De La Cruz

Preferentes, Hipoteca multidivisa, Tasa sobre operaciones

La UE sigue con la idea de fijar una tasa a las transacciones financieras. Concretamente quieren aplicar un 0,10% sobre las compraventas de acciones y de bonos, así como un 0,010% sobre los derivados. La finalidad no es otra que recaudar un dinero importante que debiera de servir para sanear la sector, así como reducir y “controlar” las operaciones especulativas.

El principal problema que presenta este asunto es que si no hay una unanimidad total y absoluta entre la UE y USA no sirve de nada. Es más, provocaría problemas importantes, ya que se produciría el efecto deslocalización dentro del ámbito financiero, afectando al crecimiento económico, incrementando los costes de financiación de la sociedad.

De momento, los países que están en contra de aplicar esta tasa son Inglaterra, Luxemburgo, Malta, Países Bajos y República Checa. Así pues, el tema sigue congelado y las negociaciones se me antojan largas y complejas.

Me gustaría hacer un breve comentario acerca de las hipotecas multidivisas, concretamente en yenes, que hace años se comercializaban en España y que muchos inversores acudieron a ella en busca de reducir la carga de la cuota hipotecaria cada mes.

El objetivo era el bajo tipo de interés que tenían estas hipotecas y el hecho de que esperaban que el yen se depreciara frente al euro. Pero como en toda inversión, hay que tener un plan B para el caso de que las cosas no salgan como se espera y por desgracia la mayoría de los inversores no lo tenían, es más, ni sabían qué es eso.

Básicamente, hay dos tipos de cobertura. Por un lado los seguros de cambio. Por otro lado las opciones (en el peor de los casos solo se arriesga la prima).

Fíjense que el euro ha caído frente al yen un 35-38% desde el año 2008, hecho que ha encarecido las hipotecas, justo el efecto contrario al deseado. Por ello, hay que respetar una máxima… no endeudarse nunca en una divisa diferente a la divisa en la que se reciben los ingresos.

En breve les hablaré de las Preferentes como producto de inversión y lo que está sucediendo en España. Muchos inversores intentan cerrar la inversión y se encuentran con dos sorpresas: dificultades para desprenderse de las Preferentes o bien descubren que el precio del activo ha caído bastante. Sin ir más lejos, hay Preferentes que están cotizando un 50% sobre su valor. Es decir, fíjense que muchos inversores están perdiendo la mitad de todo lo que han invertido.

Recordemos que este tipo de títulos tiene carácter perpetuo, es decir, no tiene un vencimiento prefijado, de manera que la entidad es la que decide si los amortiza o no y además también decide cuándo.{jcomments off}

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea