¿Por qué teme la FED un alza de los tipos de interés a largo plazo?

¿Por qué teme la FED un alza de los tipos de interés a largo plazo?

 

Llevo unos días comentándoles que uno de los temores que tiene la FED es que cuando los inversores esperen que se acerque el desmantelamiento del QE3, las tasas de interés a largo plazo vuelen. Les voy a explicar este tema que es interesante.

El concepto a tener en cuenta entre las tasas de interés a corto y largo plazo realmente es la cantidad de tiempo que supone en cada caso. Por ejemplo, una entidad bancaria es plenamente consciente que si le presta dinero para un corto período de tiempo sabe que asume un menor riesgo que prestarle por ejemplo durante 20 años.

El hecho es que un incremento de las tasas de interés a largo plazo supone una amenaza en toda regla para la reactivación de la economía de los Estados Unidos y dificulta al mismo tiempo la tarea de la Reserva Federal, cuya misión es bajarlas. Además, un incremento de las tasas de los bonos estatales en Estados Unidos podrían frenar el consumo y la inversión y no olvidemos que las subidas de las tasas en las obligaciones del Estado repercute sobre las tasas de intereses hipotecarios que suelen tomarlas como referencia del coste del dinero.

La idea a tener en cuenta es que unas elevadas tasas a largo plazo producen una caída en los precios de los bonos, de manera que un inversor con bonos del tesoro a diez años perdería más por ella que lo que ganaría por la diferencia entre la tasa de interés del bono y las tasas en fondos de dinero a corto plazo o en depósitos bancarios.

Así pues, un aumento de las tasas de interés de largo plazo implica un castigo o merma en los inversores que buscan rendimientos adicionales apostando por los bonos de largo plazo.

¿Y por qué no se ha hablado últimamente sobre este tema? Pues porque la tasa de interés sobre los bonos de largo plazo ha podido mantenerse en niveles bajos y razonables mediante las políticas monetarias no convencionales de la FED, concretamente mediante la compra masiva de bonos del Tesoro y otros activos, el famoso QE. Es por ello que cuando el pasado mes de mayo Bernanke comentó que pronto podría desmantelarse progresivamente el QE3, las tasas de interés de largo plazo subieron con fuerza.

Se intentó motivar a los inversores a que acudiesen a comprar mediante la idea de mantener la tasa de interés por un día en niveles bajos durante un buen tiempo, el problema es que esto no es así mientras la tasa de desempleo no baje al menos al 6,5%.

Foto cortesía de Free Photo Bank

Mis servicios

Dirigidos a toda persona interesada en los mercados financieros, tanto los que quieren empezar poco a poco y aprender, como los que llevan ya tiempo invirtiendo. Todo ello explicado de manera sencilla y amena, con el objetivo de que toda persona lo entienda independientemente de sus conocimientos o experiencia.