La debilidad del mercado en el mes de septiembre no es algo que debiera de sorprender a los inversores, máxime si tenemos en cuenta que suele ser históricamente el peor mes del año. Lo que sí puede sorprender es que la debilidad ha llegado en la primera mitad del mes cuando generalmente suele ser en la segunda mitad. 

Si vemos el comportamiento del S&P500 desde el año 1950, sin duda septiembre es un mes marcado en el calendario de los inversores, el peor del año en cuanto a rentabilidad y en lo referente a las veces que ha sido positivo. La caída media es de -0,43% y sólo el 45% de las veces ha cerrado en verde.

Hay septiembres grabados en la retina de los inversores: el ataque a las Torres Gemelas el 11 de septiembre (caída de -8,15%), septiembre de 2002 (caída de -11%), septiembre de 2008 con el tema de la quiebra de Lehman Brothers (caída de -9%), septiembre de 2011  con el tema del techo de deuda (caída de -7,15%).

Y sí, no es lo mismo la primera quincena de septiembre que la segunda. Desde 1950 la primera mitad del año es mejor que la segunda, básicamente porque tras las vacaciones los gestores institucionales tiene a reajustar sus carteras.

Se espera que la economía de Asia se contraerá por primera vez desde 1962 y el producto interior bruto disminuirá un 0,7%. China se libra y subirá un 1,8% este año, su crecimiento se acelerará hasta el 7,7% en 2021.

Aunque hemos asistido a una corrección técnica tras marcar el S&P500 un máximo histórico el 2 de septiembre en 3580 puntos, sigue en positivo en lo que va de año con un +3% frente a las caídas medias en Europa de -15%. Pero la realidad es que algo más del 30% de las compañías del S&P500 caen con cierta intensidad y 50 de los 150 sectores del índice caen mínimo un -10% y llega incluso a -50% en éste ejercicio. Los que tiene peor rendimiento son el petrolero que acusa bastante la caída del precio del barril de crudo así como la previsión de que la demanda seguirá cayendo por la crisis del Covid 19. Otro sector muy castigado es el bancario, ya que se espera que la Reserva Federal de Estados Unidos mantenga bastante tiempo los tipos de interés muy bajos, así como por el temor a que la morosidad se incrementa por la actual crisis económica.

En España el Ibex 35 cae en el año -36% siendo de lo peorcito en el Viejo Continente. Y es que algo más del 30% de los valores del Mercado Continuo llegaron a marcar nuevos mínimos históricos, un dato espeluznante que da una idea de por qué el selectivo español no puede seguir el ritmo del resto de índices europeos, no digamos ya de Wall Street. Dentro del Ibex 35 tendríamos Bankia, Banco Sabadell y Merlin. Mención especial merece Telefónica que cae un -46%, Banco Santander -50,5% y BBVA -50%. Fíjense que Santander no estaba en estos niveles desde hace 18 años y el BBVA desde hace 23 años.

Claro que el tema de los bancos no es un problema únicamente en Europa o en Estados Unidos. En la Bolsa de Sudáfrica caen un -40%, más del doble que la caída de hace 5 años que fue el peor ejercicio del sector.

Pero no sólo el S&P500 ha sufrido recortes, el Nasdaq más que nadie en Wall Street, aunque también es verdad que venía de subir más que el resto. Agosto llevó llevó el múltiplo de precio/ganancias del Nasdaq 100 por encima de 30 y llevó al Nasdaq compuesto a una histórica prima del 29%. pero este mes de septiembre ha venido el revés y en proporción a las subidas previas. El Nasdaq 100 está a un 11% de su máximo y cuatro compañías (Apple, Microsoft, Amazon y Tesla) representan más de la mitad de la caída de casi un -9% del índice en el mes presente, aunque también son responsables de la mayoría de las ganancias del Nasdaq en el año (+27%).

El viernes el Nasdaq 100 cerró por debajo de su media móvil de 50 días por primera vez en 105 días. Es la décima vez que ocurre desde el año 1985 que el índice se mantenga por encima de su media de 50 días durante al menos 100 días.

Mientras, el ratio put/call sigue por debajo de 1, lo cual significa que los inversores, pese a todo, siguen optimistas y no dan la cara al mercado.

U.S. put/call ratio has recovered from historically extreme level

La última de Bank of America Global Fund Manager refleja que por primera vez desde el pasado mes de febrero un mayor número de inversores creen que la economía mundial está en la fase inicial del ciclo frente a la recesión. Ésto plantearía la cuestión de si la recesión va quedando atrás poco a poco. Pero la realidad es que las importantes medidas adoptadas por los bancos centrales y los gobiernos no dejan ver otros aspectos cruciales, como por ejemplo en lo referente al mercado laboral, y si concretamos más, el caso de Estados Unidos, donde la tasa de desempleo sigue siendo elevada y el número de pérdidas de puestos de trabajo también aumenta.

Suscríbase (es gratuito) y así recibirá cómodamente y en tiempo real en su correo los artículos que se vayan escribiendo. Pinche aquí para suscribirse

Mis servicios

Dirigidos a toda persona interesada en los mercados financieros, tanto los que quieren empezar poco a poco y aprender, como los que llevan ya tiempo invirtiendo. Todo ello explicado de manera sencilla y amena, con el objetivo de que toda persona lo entienda independientemente de sus conocimientos o experiencia.