Iberdrola es una de esas compañías que saldrían beneficiadas si finalmente ganase Biden las elecciones presidenciales de Estados Unidos (todo apunta a que ganará, pero a día de hoy no es oficial y hay que ser cautelosos y precavidos y saber que antes del 20 de enero se sabrá sí o sí). ¿Y por qué? Pues porque la política energética de EE.UU giraría más hacia las energías renovables con las prometidas fuertes inversiones que supondría una cuantía de 5.000 millones de dólares. Y es que EE.UU ya es el 3º mercado para la compañía sólo superado por España y Reino Unido.

También Iberdrola tiene más puntos a favor:

  • Ha incrementado su beneficio neto casi un 5% más que en los nueve primeros meses del pasado año.
  • Su buena diversificación geográfica.
  • Ha anunciado un importante plan de negocio para 2020-2025 y ha elevado la estimación de beneficio para 2022 un 8%.
  • Espera obtener un Ebitda de 15.000 millones de euros a 2025, lo que supone incrementar en 5.000 millones de euros el obtenido en 2019, registrando un crecimiento medio anual acumulado del 7%, y elevar su beneficio neto hasta los 5.000 millones de euros.
  • S&P confirmó el rating a largo plazo (BBB+ con perspectiva estable).
  • Ha reforzado su cartera de proyectos a medio plazo.
  • Crece su capitalización que la sitúa como la segunda mayor compañía del Ibex tras Inditex.  Con esa capitalización bursátil de más de 72.100 millones de euros, que se ha quintuplicado desde 2001, se ha situado como una de las dos principales utilities europeas y una de las tres mayores del mundo por valor, en contraste con el puesto 18 que ocupaba hace 20 años.
  • Iberdrola ya vale en bolsa más que Endesa, Naturgy, Repsol, Red Eléctrica y Enagás juntas. Cuando Ignacio Galán fue elegido presidente de la compañía en mayo de 2001, la acción cotizaba a 4,10 euros y su capitalización bursátil se limitaba a 14.475 millones de euros.
  • El nuevo marco regulatorio, vigente hasta 2026, permitirá una retribución constante y repartirá un dividendo de al menos 0,168 euros brutos por título (abonado el 8 de febrero de 2021), los inversores podrán elegir entre cobrarlo en acciones o en efectivo. Su rentabilidad por dividendo es de 3,5%.
  • Tiene una buena posición financiera con una liquidez disponible de 14.600 millones de euros.
  • Su compra de PNM Resources implicará que el ebitda de Iberdrola en Estados Unidos podría llegar al 20% el próximo año.

Respecto al dividendo, decir que en 2020 ha repartido 0,4 euros por acción bajo el formato scrip dividend. Pero lo mejor es que irá en aumento, de hecho el objetivo es que en 2022 sea un 20-23% mayor que el repartido en 2017  hasta un mínimo de 0,44 euros. El pay out (porcentaje del beneficio destinado a remunerar a los accionistas) es del 65%-75%.

El 29 de octubre les comenté «por qué había que tener Iberdrola en cartera sí o sí». Desde ese día a hoy acumula una subida de +12,34%.

¿Y ahora qué? Por macro sigue siendo un valor interesante por lo ya indicado, que resumido se podría decir que la apuesta de Biden por las renovables, la transición energética y la lucha contra el cambio climático beneficia a la compañía española que previamente se ha posicionado fuertemente en EEUU con la compra de la estadounidense PNM Resources, un activo que con la victoria del demócrata Biden ya incrementa de por sí su propio valor.

Si le añadimos también el tema técnico para obtener sinergias podemos decir las siguientes cuestiones:

– Hace poquitos días ha llegado a su resistencia que formó el pasado mes de julio. El jueves y el viernes lo intentó pero no pudo romperla.

– Las últimas caídas se frenaron en el soporte formado el 24 de septiembre, llegó a finales de octubre y no sólo evitó más caídas sino que propició un rebote al alza.

– Pero es que además ese soporte era reforzado, ya que también era un nivel Fibonacci.

– Y para colmo, cuando llegó el precio había sobreventa.

– Por tanto, era una zona interesante para buscar un rebote al alza al confluir en la misma zona 3 razones de peso: soporte + Fibonacci + sobreventa. No es una ciencia exacta pero generalmente suele funcionar muy bien.

Sí, es una compañía que sigue siendo muy interesante para tener en cartera para medio plazo.

Suscríbase (es gratuito) y así recibirá cómodamente y en tiempo real en su correo los artículos que se vayan escribiendo. Pinche aquí para suscribirse

Mis servicios

Dirigidos a toda persona interesada en los mercados financieros, tanto los que quieren empezar poco a poco y aprender, como los que llevan ya tiempo invirtiendo. Todo ello explicado de manera sencilla y amena, con el objetivo de que toda persona lo entienda independientemente de sus conocimientos o experiencia.