Veamos hoy algunas píldoras de algunos mercados, algunos de ellos menos «convencionales» para los inversores tradicionales.

– La presión sobre la corona danesa en el mes de marzo de este año no fue precisamente normal y detrás del fuerte movimiento estuvo la especulación acerca de los tipos de cambio del banco central de Dinamarca. Pero también asistimos a fuertes ventas de la moneda danesa por parte de inversores institucionales del país. Y es que después de que el valor de sus activos en el extranjero cayera, los inversores decidieron aminorar las coberturas de divisas (una caída en la cobertura del dólar provocó ventas de 61.000 millones de coronas). En marzo, el banco central se vio obligado de nuevo a reanudar las medidas extraordinarias, llevando a cabo sus mayores intervenciones monetarias en más de una década para contrarrestar el debilitamiento de la corona.

En el gráfico pueden ver perfectamente cómo el nivel de soporte formado en marzo fue puesto a prueba en junio con gran éxito. Dicha zona, 6,5267 sigue vigente, de manera que si regresase podría ser una nueva oportunidad de rebote al alza.

– La libra esterlina se dirigía a su primera semana positiva frente al dólar el viernes, manteniéndose cerca de la marca de 1,25 dólares, ya que una semana de negociaciones entre Reino Unido y la Unión Europea terminó en lo que los inversores llamaron una nota optimista, con reuniones que se espera se reanuden la próxima semana.

La libra esterlina ha subido un 1,2% frente al dólar este mes, después de perder un -2,7% en junio. La volatilidad implícita de la libra, como lo muestran los mercados de opciones, sigue siendo elevada en comparación con otras monedas.

Un acuerdo entre el Reino Unido y la Unión Europea llevaría a la libra esterlina a subir a 1,30 dólares. Ese es el nivel en el que estaba la moneda en marzo antes de que el coronavirus cerrara Londres, el mayor centro de comercio de divisas del mundo. Aún así, dejaría la moneda a la baja en un 13% desde antes del referéndum de junio de 2016.

En cambio, si no hay acuerdo comercial podría llevar a la libra a caer un 5,6% a 1,18 dólares.

La zona de 1,2086 podría ser una opción de rebote al alza.

– La rupia de la India alcanzó un máximo de tres meses impulsada por las fuertes entradas de dinero y las expectativas de que el banco central podría estar ralentizando sus compras de dólares. La rupia subió a su nivel más alto desde el 27 de marzo y se ha fortalecido un 1,3% en la semana. Los fuertes flujos extranjeros y los bajos precios del petróleo ha hecho arder las perspectivas de la rupia. El RBI ha estado comprando dólares para acumular reservas, que han aumentado más de 500.000 millones de dólares hasta alcanzar un récord. Se estima que el banco central ha comprado 17.200 millones de dólares en las siete semanas hasta el 19 de junio, Si bien la acumulación de reservas podría frenar el ascenso de la rupia, es poco probable que detenga las ganancias en medio de la debilidad del dólar estadounidense.

La clave pasa por la zona de 74,38, antigua resistencia que tras ser finalmente superada pasó a ser soporte y actuar como tal en marzo. Perder esta referencia implicaría debilidad y riesgo de caídas.

– El índice del MSCI de acciones de los países emergentes  subió un 0,9% hasta su nivel más alto desde el 6 de marzo, pero aún así se negocia un 10% por debajo de su pico prepandémico. El índice estaba en camino de agregar más del 3% para la semana, impulsado por fuertes lecturas económicas en todo el mundo, con la actividad de las fábricas chinas y los datos de la nómina de los EE.UU. siendo particularmente destacados. Sin embargo, un pico en las infecciones de COVID-19 de EE.UU el jueves redujo el apetito de riesgo.

– El apalancamiento de las acciones chinas es el más alto desde el despertar de la burbuja de 2015, el volumen de negocios está subiendo, mientras que el índice CSI 300 ha subido casi un 7% esta semana para alcanzar el máximo de los últimos cinco años. Todos los principales índices bursátiles de China, desde los que siguen a las gigantescas empresas estatales de Shangai hasta los que siguen a las empresas de nueva creación en Shenzhen, están técnicamente sobrecomprados.

El entusiasmo de los inversores minoristas también es evidente en el mercado de bonos convertibles de China, donde las operaciones son siete veces más competitivas que el año pasado.

Los esfuerzos de los reguladores para aumentar el atractivo de las acciones han ayudado a impulsar el repunte, junto con la recuperación económica gradual tras la aplastante contracción del primer trimestre .El margen de deuda pendiente en las bolsas de valores de China ha aumentado a 1,16 billones de yuanes (164.000 millones de dólares), el más alto desde enero de 2016

China's major stock benchmarks are all overbought

Cinco de las principales referencias bursátiles del país están ahora firmemente en territorio sobrecomprado. El índice de fuerza relativa es especialmente alto en Shenzhen, cuya bolsa de valores está muy inclinada hacia las empresas tecnológicas.

Suscríbase (es gratuito) y así recibirá cómodamente y en tiempo real en su correo los artículos que se vayan escribiendo. Pinche aquí para suscribirse

Mis servicios

Dirigidos a toda persona interesada en los mercados financieros, tanto los que quieren empezar poco a poco y aprender, como los que llevan ya tiempo invirtiendo. Todo ello explicado de manera sencilla y amena, con el objetivo de que toda persona lo entienda independientemente de sus conocimientos o experiencia.