La FED y la suspensión del tapering

La FED y la suspensión del tapering

 

La economía norteamericana muestra signos de desaceleración. La actividad económica creció un 2,4% (anualizado) en el último trimestre del 2013, implicando un descenso frente al trimestre anterior en el que creció un 4,1%. Teniendo en cuenta este retroceso y que además se esperaba algo más de un 3%, tenemos el germen de cultivo del freno económico en USA.

La Reserva Federal de los Estados Unidos es consciente de esto, y es por ello que su presidenta Janet Yellen se apresuró a repetir el mensaje que tienen bien aprendido de memoria: la FED detendría el tapering (desmantelamiento progresivo del programa de compra de bonos o QE3) si la economía del país sigue débil y sin visos de aceleración. Una de las excusas que se barajaba para intentar justificar este retroceso en la recuperación era la ola de frío que ha sufrido USA, pero Yellen ha querido ser sincera y dejar claro que no piensa que el frío sea el responsable.

En todo caso, si se llegase a ese extremo y se detuviese el tapering, estaríamos hablando de una pausa, de una interrupción, hasta que las condiciones económicas volvieran a ser favorables. Ya saben, y lo venía exponiendo hace tiempo en el blog, que una de las principales preocupaciones de la FED era no medir los tiempos correctamente y adelantarse demasiado con el tapering y menoscabar la senda de la recuperación económica.

¿Y todo esto cómo se traduciría en los mercados financieros? La renta variable mantiene la tendencia alcista porque la intensidad del tapering es muy light, es una reducción mensual pequeña y progresiva (además de supeditada a la evolución de los acontecimientos). Esto significa que si llegara la FED a interrumpir el tapering, la renta variable se vería favorecida. En lo referente al dólar norteamericano, le afectaría negativamente.

De todas formas, todo este tema de la paralización del tapering es de momento una hipótesis, cábalas que la FED ha puesto sobre la mesa, de ahí a que se produzca hay un largo trecho. Por tanto, el escenario para el presente ejercicio se mantiene vigente: la renta variable es una buena oportunidad, sobre todo la europea (y más concretamente España, Reino Unido y el Eurostoxx) y en cuanto a las divisas apostar por el dólar norteamericano y por la libra esterlina, incluso también se podría meter en el grupo a la corona noruega.

Respecto a los tipos de interés, no subirán por el hecho de que la tasa de paro se sitúe en niveles inferiores al 6,5%. Esto es debido a que el empleo ha mejorado pero el mercado laboral aún está lejos de alcanzar niveles sostenibles a largo plazo, ya que la tasa de participación está en niveles bajos y el empleo a tiempo parcial es elevado. La idea es que las subidas de tipos no serán bruscas para que el movimiento al alza en la curva de tipos sea progresivo y por tanto no perjudique la recuperación económica.

En los Informes Premium se irá actualizando este artículo, enfocándolo para un escenario tanto intradiario como swing (no intradiario) de los mercados financieros.

Foto cortesía de Free Photo Bank

Mis servicios

Dirigidos a toda persona interesada en los mercados financieros, tanto los que quieren empezar poco a poco y aprender, como los que llevan ya tiempo invirtiendo. Todo ello explicado de manera sencilla y amena, con el objetivo de que toda persona lo entienda independientemente de sus conocimientos o experiencia.