Ismael De La Cruz

Operar utilizando los Bonus

Los Bonus es un nuevo producto de inversión que permite ganar una mayor rentabilidad que las acciones asumiendo un menor riesgo, siempre y cuando se utilicen correctamente.

Estos productos cotizan en Bolsa, por lo que tienen plena liquidez y transparencia (ofrecen contínuamente contrapartida con márgenes máximos), son más baratos que otros productos (no tienen comisión de mantenimiento, reembolso), son sencillos de utilizar, se pueden comprar o vender en tiempo real en cualquier momento como si fuera una acción, la fiscalidad es la misma que si se opera con acciones.

Hay 2 tipos de Bonus:

– Bonus: ofrecen la posibilidad de invertir en una acción durante un tiempo limitado (máximo 18 meses), garantizando un precio mínimo de venta (es el llamado nivel bonus) a vencimiento, tanto si sube como si baja la acción. Pero la clave es que el precio de la acción no ha de tocar el llamado nivel barrera a la baja, ya que si lo toca o lo rebasa a la baja, el inversor recibe el valor de la acción a vencimiento, con independencia de que esté por debajo o por arriba del precio de compra inicial.

– Bonus Cap: limitan el beneficio que se puede obtener con la subida de la acción a cambio de alejar el nivel barrera.

Veamos un ejemplo de un Bonus Cap sobre el Ibex 35: su nivel barrera está en 6450 puntos, su nivel bonus está en 11975 puntos, su nivel paridad entre bono e índice es de 100.

Pues bien, no se paga por cada punto del Ibex 35, sino que se divide el nivel bonus entre la paridad bono/índice, es decir, se divide 11975 entre 100 y sale 119,75€ que es lo que el  inversor recibe por cada punto. Así pues, si se entra en este Bonus Cap estando el Ibex 35 en 10850 puntos, la rentabilidad a vencimiento sería del 10%, siempre que el índice no baje de los 6450 puntos.

 

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea