Un trader profesional ha de saber adaptar su operativa de trading a los 2 escenarios de mercados: tendencial y lateral.

Es un grave error pretender operar de la misma manera en estos dos escenarios, ya que el mercado cambia radicalmente.

Vamos a ofrecer una breve visión del tema y más adelante lo comentaremos en profundidad…

– Lateral: la operativa ideal es básicamente establecer el rango de dicha lateralidad (el problema de la mayoría de los inversores es que no lo hacen correctamente, ya que no es el máximo y el mínimo) y operar únicamente en los extremos de dicho rango, abrir largos en el extremo inferior, abrir cortos en el extremo superior.

En los laterales, los stops son pequeños, ya que se colocan fuera del rango de ambos extremos, de manera que es una operativa muy jugosa, ya que ofrece muchas señales de trading cada una de ellas con un riesgo muy pequeño y controlado.

Los objetivos han de ser también reducidos, ya que si se queda parado nos puede tener una eternidad dentro en cada operación.

– Tendencia: aquí cambia el estilo de trading. Los stops se colocan más alejados ya que una tendencia no es lineal, sufre diveros retrocesos y también pullbacks. Lo ideal es esperar primero a confirmar que rompe un soporte o resistencia, entrar con muy poquito, reservar el resto para un pullback o un retroceso, asi mejoramos el precio global de entrada.

Ya que los stops son más alejados, los objetivos también son mayores y es fundamental cerrar la mitad de la posición al llevar una pequeña ganancia y a la otra mitad colocarle un stop ganador que lo convertiremos en stop trailing dinámico a medida que el precio se mueva más a nuestro favor, pero jamás reducirlo.