Mentiras de política económica

Mentiras de política económica

 

¿Nos engañan? Sí. Pues habrá que contar la verdad, ¿no les parece? Una cosa es que los políticos utilicen la demagogia y otra muy diferente es mentir directamente jugando con tecnicismos para que las personas que no sean expertas en economía no se den cuenta de la realidad que vivimos y la que nos espera aún por delante.

Ya cansa, y bastante, oír un día sí y otro también que lo peor ya ha pasado, que empezamos a recuperarnos, que los presupuestos nuevos son los de la recuperación, que pronto sorprenderemos al mundo, etc, etc y más etc.

Vaya por delante que no soy ni de derechas ni de izquierdas, hace años que la política dejó de seducirme, no creo en nada ni en nadie, lo siento, es así. Esta libertad política me permite opinar libremente y con imparcialidad, porque aunque ahora critique al actual Gobierno, con el anterior lo hice igualmente.

Se nos pide, es más, se nos exige, seguir abrochándonos el cinturón, hacer un esfuerzo más, tener menos prestaciones sociales, mayor presión fiscal, pero resulta curioso que las partidas presupuestaria para los asesores y altos cargos, así como para los coches oficiales, se incrementan. Es más, la asignación para los partidos políticos se incrementa en un 28%, pero claro, para algo como la salud que no es importante se reduce la asignación un 35% (para dependencia un 46,7%).

¿No les parece que es cuanto menos irónico y sarcástico que a estos presupuestos se les denomine los de la recuperación? El Estado del Bienestar va reduciéndose en la sociedad, en las personas, para aumentar en la clase política. Siempre salen perjudicados los mismos, los ciudadanos (que no tienen culpa de esta crisis), pero nunca los dirigentes políticos (en este país no dimite absolutamente nadie) ni los bancos (que pese a cometer gravísimos errores, reciben todas las ayudas necesarias, que pese a recibir dinero del BCE para abrir el crédito a pymes y a familias se lo quedan para otros fines como el carry trade).

Se nos dice que las pensiones van a subir siempre, cada año, como mínimo un 0,25%. Claro, pero el truco está en que ya no están ligadas las actualizaciones de las pensiones con el devenir del IPC. Por tanto, prácticamente todos los años el coste de la vida se incrementará cada año más que las pensiones. ¿Resultado? Subida de las pensiones por debajo del aumento del coste de la vida, de manera que el poder adquisitivo quedará mermado, lo que se traduce en pérdidas latentes.

Y no olvidemos que en 2014 los ingresos de la Seguridad Social serán inferiores a los ingresos, por lo que habrá que meter la mano en el fondo de reserva.

Se nos dice que el paro está tocando suelo, que en el 2014 se comenzará a crear empleo. Miren, no solo no es cierto sino que en el 2014 y en el 2015 el desempleo va a seguir subiendo, se llegará al 27%, se superarán los 6 millones de parados. Antes del 2016 no comenzará el tema a resolverse, pero bien pasado el año, más cerca del 2017 incluso.

Se nos dice que no habrá un incremento de la presión fiscal. Pues para empezar el IVA que grava algunas cosas al 10% hoy en día pasará a subir al 21%, los impuestos especiales también subirán, incluso el IBI mediante la artimaña que se lleva comentando desde hace tiempo en algunos medios de comunicación: se sube la base, de manera que manteniendo los porcentajes, al aplicarse sobre una base mayor da como resultado un impuesto más caro a pagar por los propietarios de viviendas.

Señores, que entiendo que en tiempos de crisis económica importante hay que tomar muchas medidas duras e irremediables. Yo no critico eso al Gobierno. Lo que le critico son dos cosas muy sencillas:

– Que mientan. Si las cosas se explican antes de hacerse, si se le explica a la sociedad cómo está la situación y lo que hay que hacer aunque sea muy duro y no guste, seguro que se acabará por entender, no habrá sorpresas desagradables y finalmente agradecerán la sinceridad.

– Que pidan esfuerzo y sacrificio cuando son los políticos los que menos lo hacen. Un dato como anécdota: ¿sabían que el señor Artur Mas cobra más que el propio Presidente del Gobierno?

Foto cortesía de Free Photo Bank

Mis servicios

Dirigidos a toda persona interesada en los mercados financieros, tanto los que quieren empezar poco a poco y aprender, como los que llevan ya tiempo invirtiendo. Todo ello explicado de manera sencilla y amena, con el objetivo de que toda persona lo entienda independientemente de sus conocimientos o experiencia.