No tenga miedo ni vértigo al mercado pese a sus altas valoraciones

El sentimiento del mercado están alcanzando niveles extremos. El índice Fear & Greed de la CNN se sitúa en el nivel 90, indicando «codicia extrema». El índice tiene en cuenta la relación entre el porcentaje de acciones que alcanzan sus máximos de 52 semanas y el porcentaje de acciones que alcanzan sus mínimos de 52 semanas, así como la relación put-call, la demanda de bonos basura, la demanda de inversiones de refugio y la volatilidad del mercado.

Imagen

¿Por qué las tensiones entre Estados Unidos e Irán no están afectando a las Bolsas? Por una sencilla razón. Los Estados Unidos son ahora exportadores netos de productos, hecho que no era así durante la primera o la segunda guerra del Golfo. Estados Unidos ha logrado esencialmente la independencia energética y ahora puede utilizar sus propios suministros para compensar el impacto de las crisis de Oriente Medio.

¿Podría resultar el año 2020 tan bueno como el 2019, cuando el Wilshire 5000 subió un 28% (sin contar los dividendos) y alcanzó 27 máximos históricos? Probablemente no, pero aún así podría resultar un año decente.

A los inversores les empieza a dar vértigo que los mercados estén tan altos, pero convendría decirles que las ganancias excesivas tampoco suelen ir seguidas de quiebras. De hecho, en los años después de que el índice S&P500 haya subido al menos un 25%, el mercado siguió con resultados positivos el siguiente año natural alrededor de dos tercios del tiempo. Sin embargo, también es raro que se produzcan años consecutivos de gran aumento. Esto ha ocurrido sólo unas pocas veces en el siglo pasado. El ejemplo más reciente fueron las ganancias sucesivas de más de un 25% en 1997 y 1998.

Es cierto que el precio/beneficio (P/E) a 12 meses del S&P 500 es de 18,4, muy por encima de su media de 5 años de 16,7 y de su media de 10 años de 14,9. pero un mercado caro no es razón para volverse bajista en las acciones. El año pasado, el mercado bursátil tuvo un extraordinario aumento del 29% que vino con valoraciones que se expandieron muy por encima de sus promedios históricos. Es comprensible que esto probablemente tenga a algunos inversores nerviosos, pero como muestra la historia, los movimientos de precios y las valoraciones no son muy fiables para predecir con exactitud lo que ocurrirá en el mercado de valores en los próximos 12 meses. Sólo porque los precios hayan subido y las valoraciones sean altas no significa que las acciones estén condenadas a caer, de hecho, normalmente ocurre lo contrario.

En retrospectiva, 2019 fue un año casi perfecto para los inversores del mercado de valores. Las acciones avanzaron sólidamente con poca volatilidad en el camino. Como siempre, había cosas de las que preocuparse: discordia política, tensiones comerciales, tasas de interés decrecientes (incluyendo una curva de rendimiento invertida). Pero ninguno de esos ruidos arrastró a las acciones por mucho tiempo. Tampoco hicieron que el viaje fuera especialmente desagradable. En la siguiente tabla pueden ver al Dow Jones cada vez que llegó a un número redondo subiendo 1.000 puntos.

Las elecciones presidenciales también tienden a ser favorables, con el mercado avanzando en 17 de los últimos 19 años y ya saben que en el mes de noviembre volvemos a tener comicios. Esto no funciona perfectamente, por supuesto. La caída del 37% en el año 2008 con la crisis financiera fue una de las peores de la historia. Aún así, las campañas presidenciales tienden a generar entusiasmo entre los inversores.

El mercado bursátil estadounidense ha proporcionado un rendimiento anual medio de alrededor del 10% desde 1926. El siguiente gráfico muestra los rendimientos del año natural del S&P 500 desde 1926.

Mañana miércoles día 15 se llevará a cabo la firma de la primera fase del acuerdo comercial entre Estados Unidos y China, dando comienzo a las negociaciones para la segunda fase del acuerdo. Fase que en palabras de Trump no se espera que se complete antes de las elecciones de noviembre de 2020. Esta firma está absolutamente descontada ya por el mercado, de manera que en todo caso se moverán en el corto plazo, pero poco más. Y es que a Trump no le interesa comenzar otro frente belicista en un año electoral. La renta variable sigue siendo la mejor opción de inversión y el centro de atención de los inversores será el comienzo de la temporada de resultados del cuarto trimestre del 2019 en Estados Unidos.

Suscríbase (es gratuito) y así recibirá cómodamente y en tiempo real en su correo los artículos que se vayan escribiendo. Pinche aquí para suscribirse
 

Mis servicios

Dirigidos a toda persona interesada en los mercados financieros, tanto los que quieren empezar poco a poco y aprender, como los que llevan ya tiempo invirtiendo. Todo ello explicado de manera sencilla y amena, con el objetivo de que toda persona lo entienda independientemente de sus conocimientos o experiencia.

Una respuesta to “No tenga miedo ni vértigo al mercado pese a sus altas valoraciones”