Wall Street

 

Wall Street mantiene la inercia correctiva desde el pasado mes de abril, pero hay hasta cuatro factores que dificultan y mucho que la presión compradora se imponga de nuevo.

Las últimas referencias macroeconómicas de Estados Unidos no son todo lo buenas que cabría esperar. El PMI manufacturero se sitúa en 50,8 frente al 52 esperado siendo la lectura más baja desde septiembre del 2009. Las ventas de viviendas nuevas caen. Los pedidos de bienes duraderos suben un 0,8% aunque se esperaba una subida del 1,8%. El PMI servicios se sitúa en 52,1 frente al 52,3 esperado. El Índice manufacturero arroja una lectura tres puntos por debajo de la expectativa del mercado. La confianza del consumidor también cae, al igual que los permisos de construcción y las solicitudes de hipotecas.

Las Bolsas norteamericanas llevan en fase correctiva desde la tercera semana del mes de abril y hay varias causas que están pesando y bastante entre los inversores como para que la presión bajista se esté imponiendo a las compras.

  • La economía norteamericana no termina de pisar el acelerador, el crecimiento de la actividad económica está dejando mucho que desear por el momento.
  • La incertidumbre acerca de qué tiene pensado hacer la Reserva Federal en lo referente a los tipos de interés.
  • A tenor del punto anterior, decir que Dennis Lockhart, presidente de la Fed de Atlanta, comentó esta semana que todo el tema del Brexit (la salida del Reino Unido de la UE), tendrá un papel importante en la próxima reunión de la Fed que será los días 14 y 15 de junio. Y es que es una realidad, y así lo reconoció también, que en el caso de producirse el Brexit la economía de USA se vería afectada, por no hablar de la incertidumbre a nivel mundial que está provocando.

Desde el punto de vista técnico, hay una cuarta razón también de peso para entender el por qué está bajista el mercado. Veamos el gráfico para entenderlo mejor.

s

En primer tenemos la formación de una clara resistencia el pasado mes de noviembre en 2103. El precio la tocó en diciembre sin poder con ella y cayendo con mucha fuerza. este hecho ya advirtió de que la resistencia era fuerte y sólida.

La caída finalizó con un patrón de doble suelo que tiende a ser de cambio o giro de tendencia, en este caso de bajista a alcista (apoyado además por sobreventa), llevando de nuevo al precio en abril a la resistencia.

Pero observen que antes de llegar el precio en abril a la resistencia, se formó una clara divergencia, teníamos sobrecompra desde la segunda quincena de marzo y en cambio el mercado seguía subiendo. Por regla general las divergencias tienden a avisar de un cambio en la dirección del precio de cotización del mercado.

Finalmente, al llegar el precio a la resistencia el 20 de abril tres motivos gordos de peso se unieron:

A) Zona de resistencia sólida como quedó demostrado el pasado año.

B) Divergencia originada el mes anterior.

C) Se mantenía niveles de sobrecompra.

La sinergia de estos tres factores es la responsable de la actual fase correctiva en la que nos encontramos inmersos.

En el corto plazo, todo lo que sea seguir por encima de los 2028 puntos implica que no habrá mayor intensidad de la debilidad bajista.

Goldman Sachs viene diciendo que estiman que en lo que resta de año el mercado no irá mucho más allá de los 2105 puntos, prácticamente coincidiendo con la resistencia indicada de los 2103 puntos. Yo diría que podríamos ver perfectamente los 2125-2130 puntos.

En Ticks Markets (pinche aquí para ver la presentación) tendrá acceso a análisis y vídeos explicando ideas operativas en diversos mercados (mayoritariamente en acciones, en menor medida en índices y divisas), así como tablas de seguimientos e informes de mercados.

Suscríbase al blog (es gratis, pinche aquí para más información) y recibirá cada semana un boletín con el escenario de los mercados. Además tendrá acceso a análisis exclusivos para los suscriptores que se publican todos los días en la parte privada del blog.

Foto cortesía de Free Photo Bank

Mis servicios

Dirigidos a toda persona interesada en los mercados financieros, tanto los que quieren empezar poco a poco y aprender, como los que llevan ya tiempo invirtiendo. Todo ello explicado de manera sencilla y amena, con el objetivo de que toda persona lo entienda independientemente de sus conocimientos o experiencia.