Ismael De La Cruz

Miscelánea financiera

¿Qué consecuencias tiene la rebaja de los tipos de interés del BCE (no me refiero solo al cuarto de punto de ayer, sino a cualquier rebaja)? Depende de qué sector hablemos:

– Hipotecas referenciadas al Euribor: dependiendo de cuándo toque revisar la hipoteca, puede suponer una rebaja en la cuota mensual. Si se tiene una cláusula suelo entonces nada de nada.

– Ahorro: penaliza el ahorro. Las rentabilidades que ofrecerán los depósitos bancarios y las cuentas bancarias se verán reducidos.

– Inflación: es la parte negativa. Implica un riesgo de aumento del IPC, hecho que en una estructura de desaceleración económica y bajo consumo, no ayuda precisamente.

Mientras tanto, el BCE no está perdiendo el tiempo y sigue comprando bonos de los países periféricos. No obstante, Draghi lo dejó muy claro: “nos exigen todos que sigamos comprando más bonos aún”. Vamos a ver, el BCE tiene un marco jurídico del cual no puede salirse, es decir, tiene cierto margen de maniobra pero no libertad absoluta. El principal mandato del BCE es controlar la inflación de la zona euro y que no pase del 2%, cosa que está logrando por el momento.

Pocas veces se hace historia y se vive en directo, formando parte de la misma como espectadores y sufridores en primera fila. El escenario actual de la Eurozona lo forman 17 países (Alemania, Austria, Bélgica, Chipre, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Malta, Países Bajos y Portugal), también están aquellos que se encuentran fuera del euro pero que quieren entrar (Lituania, Letonia, Polonia, República Checa, Bulgaria, Rumania y Hungría) y finalmente tenemos a los que no quieren ver el euro ni en pintura (Dinamarca, Suecia y Reino Unido).

Finamente, Inglaterra se queda aislada y sola, porque quiere claro, no acepta la iniciativa que han liderado alemanes y franceses. Seguramente Hungría, suecia y República Checa remen con la UE.

El escenario se va conformando poco a poco. Una Eurozona con diferentes velocidades (algo que en el fondo se me antoja justo y realista), con una convergencia económica y fiscal, es decir, normas comunes en materia fiscal. Con un control presupuestario por parte de todos los miembros para mantener una disciplina presupuestaria, mediante la cual no se podrá tener un déficit estructural superior al 0,5% y con un régimen sancionador.

Para variar, vamos a analizar un hecho negativo que me tiene preocupado. En el mes de junio del 2008, el índice PMI de servicios de España bajó de 40 (se situó en 36,72), hecho que mostraba la redución de la actividad económica en España.

De nuevo ha vuelto a bajar de 40, situándose en 36,83 y eso que en el mes de junio se encontraba en una zona relativamente tranquila. ¿Qué significa esto, como podemos analizar este hecho de cara a nuestra economía en el 2012?

Pues realmente bastante mal. El desempleo seguirá aumentando, no descarto una tasa del 26-27% aunque parezca una locura. Verán ustedes, con un ajuste fiscal, un crédito que no fluye, un descenso de la demanda externa que también afectará a nuestro principal pilar, el turismo, el panorama es el que es, punto y pelota.

A %d blogueros les gusta esto: