Cataluña y los mercados

Cataluña y los mercados

 

El tema del proceso independentista de Cataluña tendría repercusiones en la Bolsa española (y también en las europeas), pero dependiendo de cuál de los tres escenarios se vislumbre finalmente. Por tanto, veamos cada uno de estos escenarios y las reacciones que se producirían.

Antes de empezar, decir que en mi opinión, en el caso de que Cataluña se independice de España, la clave está en si entraría a formar parte de la UE y tendría el euro como divisa (recordemos que no se trata de que Cataluña siga en la UE porque como país nunca ha estado, ha sido como parte de España, de manera que el tema no es si seguiría en la UE, sino si ingresaría).

Y digo que este es el asunto clave porque yo soy de la opinión de que una Cataluña independiente pero que forme parte de la UE y tenga el euro sí podría ser un proyecto viable a medio-largo plazo (a corto plazo se pasaría mal) siempre y cuando sus gobernantes hagan las cosas bien. En cambio, fuera de la UE y sin el euro el tema está abocado al fracaso.

Entonces surge la pregunta obligada, ¿una Cataluña independiente podría más adelante entrar en la UE? Recordemos que para entrar hay que cumplir unos requisitos de índole económicos y tener también presente que no deja de haber intereses en juego y motivaciones políticas. La respuesta no me corresponde a mí.

Hay que partir de la base de que a día de hoy no está teniendo ninguna repercusión en los mercados financieros, pero no porque no se lo tomen en serio los inversores, sino porque en primer lugar no se ve como algo cercano o próximo en el tiempo, y en segundo lugar porque antes hay otras cuestiones importantes con las que lidiar, en unos casos para bien y en otros casos para mal (un QE en Europa, subida de tipos de interés en Estados Unidos, la fuerte caída del petróleo, el tema de Grecia, las elecciones en varios países incluido España, etc).

– Un primer escenario sería un acuerdo entre el Gobierno de España y las Generalitat de Cataluña, acuerdo que exigiría la reforma de la Constitución española y seguramente iría acompañado de una mejora en materia de financiación y seguramente de competencias. Por tanto, este escenario no conllevaría la independencia de Cataluña, que seguiría formando parte de España a cambio de ver satisfechas una serie de pretensiones.

En principio es el escenario esperado por los mercados, el que daría tranquilidad a los mercados y subidas en el Ibex 35 y en el resto de plazas europeas, aunque a día de hoy están bastante alejadas las posturas, ninguna de las partes cede.

– Un segundo escenario se traduciría en que una vez fracasado el primero, los Gobiernos de España y Cataluña alcanzarían un acuerdo para proceder a la independencia catalana, lo que vendría a ser una independencia pactada. En dicho acuerdo estaría perfectamente reflejado cómo se distribuyen y reparten los activos y la deuda pública.

Este escenario sería muy positivo para Cataluña, ya que lograría la independencia sin romper unilateralmente con España, aparte que le facilitaría poder entrar en la UE más adelante. En cambio, para España sería negativo, ya que implicaría abrir el melón de la unidad nacional. El Ibex 35 y Europa reaccionarían con caídas fuertes pero en el corto plazo, posteriormente volverían las aguas a su cauce.

– El tercer escenario consistiría en la declaración de independencia de manera unilateral por parte de la Generalitat de Cataluña, hecho que activaría la ejecución del artículo 155 de la Constitución española («si una Comunidad Autónoma no cumpliere las obligaciones que la Constitución u otras leyes le impongan, o actuare de forma que atente gravemente al interés general de España, el Gobierno, previo requerimiento al Presidente de la Comunidad Autónoma y, en el caso de no ser atendido, con la aprobación por mayoría absoluta del Senado, podrá adoptar las medidas necesarias para obligar a aquélla al cumplimiento forzoso de dichas obligaciones o para la protección del mencionado interés general. Para la ejecución de las medidas previstas en el apartado anterior, el Gobierno podrá dar instrucciones a todas las autoridades de las Comunidades Autónomas»).

Este escenario sería también el deseado por los independentistas en el caso de que no tuviese éxito el segundo escenario. Los mercados caerían con bastante fuerza, al igual que el euro, y llevaría bastantes meses volver a reconducir la situación.

Así pues, tres escenarios diferentes, cada uno de ellos con una incidencia en el euro y en las Bolsas. El tiempo dirá finalmente cuál de ellos se cumple.

Foto cortesía de Free Photo Bank

Mis servicios

Dirigidos a toda persona interesada en los mercados financieros, tanto los que quieren empezar poco a poco y aprender, como los que llevan ya tiempo invirtiendo. Todo ello explicado de manera sencilla y amena, con el objetivo de que toda persona lo entienda independientemente de sus conocimientos o experiencia.