Ismael De La Cruz

Más carnaza

Muchos inversores se preguntan porqué los mercados no han tirado con más fuerza al alza tras la subasta de hoy del Tesoro de España, donde la demanda ha sido muy elevada y los intereses se han reducido bastante (casi a la mitad), logrando colocar Letras a 12 y 18 meses y logrando una captación en la parte alta del rango.

La respuesta es sencilla: España es solo un problema más, no es la única preocupación (están también el problema de Italia, el de Grecia, el de Portugal, el de los bancos europeos, etc, etc). Así pues, el hecho de que una pata de la mesa se haya logrado atornillar un poco para que aguante, no resuelve el problema del resto de las patas, y, por tanto, la mesa sigue cojeando y con evidente falta de equilibrio y solidez.

El BCE está abocado a desempeñar un papel crucial en la actual coyuntura económica. La llegada de Mario Draghi ha traído consigo aires renovados al seno de la institución europea. Ha rebajado dos veces los tipos de interés (al mínimo histórico del 1%) y al mismo tiempo ha ofrecido liquidez ilimitada a los bancos de la zona euro mediante créditos no muy caros y exigentes a 3 años vista.

Pero no es suficiente, urgen nuevas medidas monetarias. Como ya comenté en Twitter anteriormente, aplicar una monetización como un QE (como hicieron la FED y el BoE) se me antoja muy difícil, ya que Alemania se opone categóricamente. ¿Alternativas? Pues básicamente seguir reduciendo los tipos de interés y al mismo inyectando fuerte liquidez. Este es el escenario que barajo.

Surge la pregunta obvia…. ¿Llegará el BCE a reducir los tipos de interés casi al 0% como ha hecho la FED? Hombre, en estos momentos no pienso en esta posibilidad, pero qué duda cabe que con una inflación en la zona euro bajita y controlada, no se puede descartar tal planteamiento. No en vano, el principal mandato del BCE recogido en su Tratado Constitucional es el de controlar la inflación en la zona euro.{jcomments off}

No hay comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: