Vamos a ver hoy una serie de mercados que merecen la pena ser destacados por diferentes razones, unos para bien y otros para mal.

Hoy es 1 de abril. Si cogemos el S&P500 y vemos qué ha hecho el 1 de abril de cada año desde 1950 a 2020 tenemos que la media es de una subida de +0,36%.

¿Recuerda cuándo el euro marcó máximos históricos frente al dólar? Sí, fue el 31 de marzo de 2008, semanas antes del hundimiento de Lehman Brothers y el hundimiento de los mercados en general, teníamos a eur/usd prácticamente en 1,58. lejos queda, ¿verdad? En estos momentos el euro está un 25,6% más bajo de esa cota y en 2021 cae un -3,8% frente al dólar (recordemos que en 2020 subió un +9% e incluso alcanzó +15,1% desde el suelo formando en el mes de marzo). Pero todo eso es ya historia y las cosas han cambiado, estando ahora el billete verde más fuerte que la divisa comunitaria apoyado por las fuertes medidas del nuevo Presidente de Estados Unidos (1,9 billones de dólares) que podrían generar inflación. Y es que podríamos ver a eur/usd caer a 1,15 entre otras razones por la fortaleza del dólar en base a la subida de la rentabilidad de la deuda y que el mercado no tiene tan claro que la Reserva Federal vaya a mantener las medidas monetarias tanto tiempo como han dicho recientemente.

El bitcoin sigue a lo suyo, es decir, subir. en el trimestre que terminó ayer ha logrado una revalorización de +100,35% y es que al gran interés comprador de los inversores minoristas se une el de los inversores institucionales, de hecho si observamos la última encuesta de Bank of america podemos ver que para las manos fuertes el bitcoin es una de las principales apuestas, copando en podium en tercera posición. Basta un dato oficial para poder corroborar este nuevo ánimo comprador de los grandes inversores: en el primer trimestre de este año los inversores minoristas compraron 187.000 bitcoins, menos que en el trimestre anterior que fueron 205.000. Pese a este significativo descenso, la criptomoneda siguió subiendo con fuerza, ya hemos dicho que más de un +100% y eso es precisamente al interés comprador de las manos fuertes que han tenido que ir cediendo poco a poco ante la criptodivisa pese a todas sus reticencias iniciales.

La lira turca es otro mundo. Recordarán que Erdogan hace unos meses destituyó al gobernador del Banco Central del país y hace poco volvió a hacerlo con el nuevo gobernador y hace unos días le tocó el turno al vicegobernador. Toda esta vorágine no ha hecho más que seguir hundiendo a la lira turca (subidas en usd/try), consecuencia del capricho de Erdogan que no quiere saber nada de subir tipos de interés y no quiere entender que con la tremenda inflación galopante que asola al país no hay más remedio para controlarla, pero nada, no cede.  Fíjense que el último gobernador destituido hace días había subido los tipos de interés 200 puntos, la verdad que más de lo esperado, en un claro intento de controlar una inflación devastadora para la economía turca (desde noviembre sube de 10% a 19%). Así las cosas, usd/try ha subido casi un +15% en tan sólo diez días, pero es que en el último lustro la moneda se ha dejado más de un 60% por el camino. Ahora todas las miradas están puestas en el próximo 15 de abril que será cuando vuelva a pronunciarse el Banco Central turco, pero la verdad es que con Erdogan detrás como espada de Damocles se antoja complicado ver nuevas subidas de tipos, una cita que podría agitar de nuevo la cotización de la lira.

Imagen

El oro llegó a perder la cota de los 1700 dólares, aunque el futuro logró salvar la semana en 1725 dólares y hemos asistido a la primera caída trimestral desde hace tres años, entre otras razones a la fortaleza del dólar (el oro y el billete verde suelen moverse al revés entre ellos), y a la expectativa de que lo peor ya ha pasado respecto a la pandemia del Covid 19 y no hay miedo a los activos de riesgo como la Bolsa. Además, los fondos de inversión han visto salida de dinero en las últimas 6 semanas, concretamente todos los días menos uno.

Imagen

Los futuros del acero subían a un máximo histórico de 4.849 por la recuperación de la demanda y por la incertidumbre sobre la oferta después de que la principal ciudad siderúrgica de China se comprometiera a reducir las emisiones en un 50% durante los días de fuerte contaminación. Además, el mayor fabricante de acero del mundo, produjo 84 millones de toneladas en febrero, un 11% más que hace un año.

 

Imagen

Suscríbase (es gratuito) y así recibirá cómodamente y en tiempo real en su correo los artículos que se vayan escribiendo. Pinche aquí para suscribirse

Mis servicios

Dirigidos a toda persona interesada en los mercados financieros, tanto los que quieren empezar poco a poco y aprender, como los que llevan ya tiempo invirtiendo. Todo ello explicado de manera sencilla y amena, con el objetivo de que toda persona lo entienda independientemente de sus conocimientos o experiencia.