Ismael De La Cruz

Mala acogida al plan Merkel&Sarkozy

Los mercados no aprueban las medidas que propusieron ayer Merkel y Sarkozy, que rechazaron la creación de los eurobonos hasta que no exista una mayor unión económica y fiscal, además de querer imponer un impuesto a las transacciones finacieras a partir del mes de septiembre.

Aún colea el triste dato de crecimiento en España, UE y Alemania, reflejando que las economías siguen débiles y sin síntomas de recuperación aparente.

En los mercados de deuda se mantiene la tranquilidad de momento. La prima de riesgo española se situó en los 268 puntos y los bonos a 10 años ofrecen un interés del 4,90%.

En el resto de países, nada mejora. El paro en el Reino Unido ha subido a niveles de hace dos años. Portugal ha tenido que ofrecer en su subasta de Letras a tres y a seis meses un 5% de interés.

Así las cosas, la confianza en la economía mundial ha descendido desde los 107 puntos hasta los 97 puntos.

Una posible solución sería que el BCE ofrezca liquidez para que los Estados puedan financiarse con tasas de interés aceptables. De todas formas, no pasa nada por aceptar la posibilidad de que algunos países deban abandonar la divisa común. El euro no se va a hundir si Portugal o Grecia abandonan. Otro cantar sería con Italia y España, siendo ésta última opción descartable.

La tendencia sigue siendo bajista en los índices bursátiles, aún no hay cambios ni novedades que indiquen lo contrario.

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea