Un nuevo Lunes Negro. El origen de esta expresión data del 19 de octubre de 1987, cuando las Bolsas mundiales se hundieron y a finales del mes las cifras eran demoledoras (Nueva Zelanda -60%, Hong Kong -45,8 %, Australia -41.8%, España -31 %, Reino Unido -26,4 %, Estados Unidos -22,6 %, Canadá -22,5 %).

Respondiendo a la pregunta del título del artículo: ¿Hay motivos para el optimismo? Todavía no. En China ahora parece que empiezan a descender los casos de contagio y en Europa aumentan. Y esta mecánica se mantendrá, porque China adoptó medidas muy duras que resulta difícil pensar que en Europa se apliquen y aquí estamos en pleno apogeo de la expansión. ¿Creen que en China se hubiesen andado con chiquitas si tuvieran la Semana Santa, la Feria de Sevilla, las Fallas de Valencia, el Rocío, etc? No. Salvo en China, en el resto del mundo los perjuicios para las economías seguirán, es más, lo peor está aun por llegar seguramente.

Ayer hemos asistido a caídas del -11% en Italia, -7,96% en España (su cuarta peor sesión de la historia), -8,45% en el Eurostoxx 50 (casi supera el récord de -8,62% del 24 de junio de 2016 tras el referéndum por el Brexit). Estados Unidos tuvo dificultades al abrir y se activó el circuit breaker, mecanismo de autodefensa para evitar mayores daños por una extrema volatilidad, concretamente son medidas aprobadas por la SEC para evitar ventas masivas por pánico de los inversores y se aplica tanto a índices bursátiles como a compañías cotizadas, por ejemplo cuando hay una caída intradía del 14% en el S&P 500.

Desde finales de 2008, el S&P 500 ha subido un nada desdeñable 351% y en todos estos años tan sólo en uno soportó pérdidas, concretamente fue en 2018 y se dejó únicamente un -4,4%. Si hacemos números estamos hablando de una subida anual de +14,7% (desde 1928, el S&P 500 ha disfrutado de un rendimiento anualizado de +10%).Desde el suelo de mercado de marzo del 2009, hemos tenido 25 correcciones que superaron el -5%. Esperen, que lo complico más todavía, de esas 25 correcciones, ocho superaron el -10%, y dos estuvieron por encima de -20%. Históricamente hablando se puede observar, como media, una corrección como mínimo de -10% cada dos años, y una corrección de -20% cada 4 años. Si hablamos de corrección de -30% sería cada nueve años y una corrección de -50% cada veinte años.

Gráfico: Compound

Estos son algunos de los eventos geopolíticos más grandes que afectaron a Wall Street. La buena noticia es que las acciones siempre han regresado relativamente pronto para recuperar las pérdidas. La mala noticia es que a veces puede llevar un tiempo.

Imagen

Gráfico: LPL Research

Pueden ampliar esta información en un artículo que escribí expresamente tratando el tema pinchando aquí

Y mientras, como no podía ser de otra manera, el índice del miedo sigue en plena ebullición.

Imagen

Gráfico: CNN

Sí, puede haber mercados bajistas sin una recesión. Pero es importante tener en cuenta que 5 de los últimos 6 mercados bajistas que no tuvieron una recesión tocaron fondo alrededor tras caer un -20%.

Imagen

Aunque nadie sabe cuándo terminará esta corrección de los mercados, observen que las otras 31 correcciones desde el año 1980 muestran que el S&P 500 recupera el terreno perdido un año después.

Imagen

Gráfico: LPL Research

Los bancos italianos están sufriendo y bastante, como UniCredit y UBI Banca que han bajado más del 25% en medio de la preocupación por el aumento de las pérdidas en los préstamos. Y es que cualquier desaceleración económica en el norte de Italia tendría grandes consecuencias para los prestamistas italianos. El índice FTSE Italia All-Share Banks cae un -27% desde el 19 de febrero, bajando 11 de las últimas 12 sesiones y entre los 10 mayores perdedores del MIB desde el pico del índice en febrero, seis son bancos.

El hecho de que haya implementado fuertes medidas para evitar la propagación del coronavirus aislando a 16 millones de personas en una determinada zona del país, afecta a compañías cotizadas españolas como Inditex, IAG, NH Hoteles, Meliá, Abertis, Amadeus, Cellnex, Naturhouse, Siemens Gamesa, Acerinox, Fluidra.

Las acciones de energía alcanzaron su nivel más bajo desde 1997, después de que el colapso de las conversaciones entre la OPEP y Rusia impulsara a Arabia Saudí a iniciar una guerra de precios.

Imagen

Más de la mitad de los 19 índices sectoriales del Stoxx 600 han bajado un 20% o más desde el pico del 19 de febrero. Después de las acciones del petróleo, los bancos, los viajes y el ocio y las acciones de la minería son los que más han caído en ese período, más del 28%.

¿Le gustaría saber en qué invertir (dónde, por qué, cuándo) y en qué no? Suscríbase a Informe de Mercados y cada día tendrá la mejor información que un inversor serio pueda tener.

El desplome del lunes no sólo afectó a Estados Unidos y Europa. Las acciones en Japón, Filipinas, Singapur e Indonesia se han desplomado más del 20% desde sus máximos, mientras que las de Australia están cerca y las de Hong Kong están a menos del 3%. Las acciones japonesas entran en el mercado bajista después de caer un 20% desde el máximo de diciembre. El índice de referencia en Filipinas cayó un -6,8%, la mayor cantidad desde octubre de 2008, y llevó su descenso desde un máximo de julio al 25%. El Índice de Yakarta, que se hundió más del 5% y el Índice Straits Times, que bajó un 6%, también se asentaron en un mercado bajista.

Así es, todavía no vemos el fondo, ya que parece que el brote del virus todavía no ha llegado a su punto máximo…

De momento, Alemania reacciona y decide invertir 12.400 millones de euros entre 2021 y 2024. Australia se suma a la lista de países anunciando planes de estímulo para paliar el impacto del coronavirus en la economía. En su caso, desiste de alcanzar un superávit fiscal este año y pone en marcha un plan de estímulo de 6.600 millones de dólares.

Los Bancos Centrales siguen en el punto de mira de los inversores esperando que sean la panacea y arreglen todos los males del mundo, craso error. El último movimiento de la Reserva Federal de Estados Unidos de rebajar los tipos de interés 50 puntos básicos antes de su reunión oficial evidencia la intención expresa de la entidad de continuar ayudando en la medida de sus posibilidades (algo no visto desde el derrumbe de Lehman Brothers, me refiero a realizar una acción como ésta un día en el que no hay reunión del FOMC) y probablemente asistamos a un nuevo recorte de las tasas en la reunión del 17-18 de marzo. Pero conviene que los inversores tengan muy presente que las políticas muy expansivas, por sí solas, servirán de bien poco en la actual coyuntura internacional, máxime en Europa, donde el Banco Central Europeo apenas tiene ya munición en su arsenal.

El Banco Popular de China fue el primero en reaccionar hace un mes inyectando 1,2 billones de yuanes y rebajando 10 puntos del tipo de interés en los préstamos con vencimiento a 1 año. Básicamente buscaba apoyar la liquidez en el sistema, así de sencillo. Posteriormente fue el Banco de la Reserva de Australia el que decidió actuar rebajando los tipos de interés en 25 puntos a un mínimo histórico de 0,5%. El Banco de Canadá también rebajó los tipos en 50 puntos al 1,25%. Seguramente el Banco de Japón y el Banco de Inglaterra también adopten medidas en cuanto les llegue su turno.

Quédense con la siguiente idea: las actuaciones de los Bancos Centrales únicamente servirá para tranquilizar a los inversores, y consiguientemente a los mercados, pero poco a la economía. Concretamente, en el Viejo Continente se necesita irremediablemente un paquete de medidas fiscales. Y es que el Banco Central Europeo tiene su tasa de depósito en el -0,5% y como comprenderán ustedes el margen de actuación para implementar más medidas expansivas es bastante reducido y limitado.

Pero la debacle no está siendo únicamente en las acciones. Hemos asistido a un desplome histórico del petróleo. El crudo (Brent cayendo -24% y sufriendo el segundo mayor descenso registrado en los primeros segundos de su comercialización en Asia hoy lunes, sólo por detrás de la caída durante la Guerra del Golfo en 1991. Nos vamos a los 20 dólares. Y es debido a que ha saltado por los aires la alianza de productores que ha sujetado los precios durante los últimos años. Rusia se opuso a un recorte adicional de producción (1,5 millones de barriles diarios) propuesto por la OPEP. Cada vez que Riad ha abierto el grifo, el precio del petróleo se ha desplomado (-66% entre 1985 y 1986, y a finales de los 90 bajó de los 10 dólares. la realidad es que el mercado no da abasto con la oleada de ventas al descubierto.

Imagen

Como es normal, los activos refugio centran todo el interés de los inversores que buscan refugio para que su capital se vea mermado en la menor medida posible. El yen japonés se acerca a los 102 dólares y se disparó un 3% para alcanzar el nivel más alto desde octubre de 2016.

Imagen

Suscríbase (es gratuito) y así recibirá cómodamente y en tiempo real en su correo los artículos que se vayan escribiendo. Pinche aquí para suscribirse

Mis servicios

Dirigidos a toda persona interesada en los mercados financieros, tanto los que quieren empezar poco a poco y aprender, como los que llevan ya tiempo invirtiendo. Todo ello explicado de manera sencilla y amena, con el objetivo de que toda persona lo entienda independientemente de sus conocimientos o experiencia.