Vamos a ver tres divisas y cuatro mercados (eur/gbp, gbp/usd, aud/usd, usd/Zar) para que sepan las últimas novedades que hay que conocer y que afectan a esas monedas.

– La libra esterlina viene siendo desde hace ya tiempo un buen barómetro de las tensiones geopolíticas entre Reino Unido y la Unión Europea, y ahora más que nunca cuando Boris Johnson amenaza sin ser un farol con dar al traste con las negociaciones.

Y es que todo apunta, a tenor de lo sucedidos en los últimos días, que se corre un riesgo potencial de ruptura de las negociaciones. Pero hay un halo de esperanza, el pasado. Sí, se puede recordar perfectamente cómo siempre que ambas partes estaban a punto de tirar todo por la borda, siempre, en el último momento, se reconducía. ¿Por qué no iba a ser así de nuevo en ésta ocasión? ¿Por qué no iba a pasar como antaño que finalmente se ampliaban los plazos temporales y se lograban firmas acuerdos de interés? Lo que se requiere urgentemente es alcanzar un acuerdo comercial el próximo mes de octubre para evitar una salida caótica teniendo presente que el actual período de transición del Reino Unido termina a finales del próximo mes de diciembre.

La libra se desploma entre un 3,2-3,6% frente al euro y frente al dólar y está a un 2% sólo del suelo originado por el Covid 19 (el pasado 18 de marzo se situó en 1,065). Incluso en Wall Street hay voces que abogan por el hecho de que han aumentado las probabilidades de ver la paridad entre la divisa británica y la divisa comunitaria (los cálculos hablan de que las probabilidades han aumentado del 3% al 12% con vista a 3 meses y del 11% al 25% con vista a 6 meses), un hecho que sería histórico puesto que nunca en la historia ha ocurrido, ni siquiera con la celebración del referéndum de salida de la UE el 23 de junio de 2016.

Los inversores que esperan una recuperación de la libra en torno a un 4-5% en los siguientes 6 meses están pagando incluso un 30% menos que aquellos otros que se inclinan por más debilidad en la libra. Un dato más que revela lo que les acabo de comentar, que el mercado cree que ambas partes, como siempre, están usando órdagos y finalmente alcanzarán algún tipo de acuerdo como siempre.

La cuestión es que una libra débil favorece a las empresas exportadoras de Reino Unido, por otro lado tenemos que las importaciones del país serían más caras.

* Eur/Gbp: desde el pasado mes de junio estaba lateral y tranquilo este mercado, pero desde el 3 de septiembre está subiendo con alegría. Si los recortes llevan el precio a 0,8877 podría ser una oportunidad de buscar ahí un rebote al alza.

* Gbp/Usd: desde marzo la subida de éste mercado es fulgurante. Pero llegó éste mes a su fortísima resistencia que se formó en marzo de 2019 y que luego fue puesta a prueba con éxito en diciembre del mismo año. De nuevo no ha podido con ella y como siempre que la toca vienen caídas. Así pues, romper la resistencia de 1,3383 implica opción de buscar más subidas.

– El banco Central de Australia comenta que la fortaleza del dólar australiano obedece, entre otras razones, al incremento de los precios de los productos básicos, sobre todo del hierro, al tiempo que la entidad no ofreció ninguna pista que reflejase la implementación de medidas monetarias adicionales.

El Banco anunció la ampliación de préstamos a las entidades y el producto interno bruto se contrajo más que nunca el último trimestre, empujando oficialmente a Australia a su primera recesión en casi tres décadas.

El dólar australiano se ha disparado más del 27% desde su mínimo del 19 de marzo, día en que el Banco Central anunció medidas de emergencia que incluían la reducción de la tasa de interés al 0,25%.

* Aud/Usd: los inversores que sean muy agresivos seguramente buscarán rebote al alza en la zona de 0,7214.

– El rand de Sudáfrica está probando un nivel clave. Es la moneda de los mercado emergente con mejor rendimiento este mes de septiembre únicamente por detrás del peso de México y el real de Brasil, debido a la especulación de que el ciclo récord de políticas monetarias del Banco de la Reserva de Sudáfrica podría estar llegando a su final.

Dado que es probable que la Reserva Federal mantenga bajos los tipos de interés en el futuro, es posible que la moneda sudafricana siga atrayendo la demanda de los inversores que piden prestado dólares para comprar monedas de mayor rendimiento, lo que se conoce como carry trade (hecho que ha generado en septiembre un beneficio de +4%).

Suscríbase (es gratuito) y así recibirá cómodamente y en tiempo real en su correo los artículos que se vayan escribiendo. Pinche aquí para suscribirse

Mis servicios

Dirigidos a toda persona interesada en los mercados financieros, tanto los que quieren empezar poco a poco y aprender, como los que llevan ya tiempo invirtiendo. Todo ello explicado de manera sencilla y amena, con el objetivo de que toda persona lo entienda independientemente de sus conocimientos o experiencia.