Ismael De La Cruz

Las primas en máximos

La situación en la zona periférica de la UE se agrava. La prima de riesgo de España llegó a los 455 puntos y la rentabilidad del bono a 10 años se situó en 6,31% (record histórico). Ante el temor del riesgo de impago, las fuertes ventas producen bajadas en los precios y por ende un incremente en el rendimiento (ya saben que es a la inversa la relación precio-rentabilidad).

Como consecuencia de ello, el Tesoro, para colocar letras a 12 y 18 meses ha tenido que pagar demasiado dinero. Esto supone un coste de financiación inasumible en el tiempo. Las Letras a 12 meses un 39,5% más caras que en la última subasta celebrada el pasado 18 de octubre. Las Letras a 18 meses un 26,3% más caras. Estamos hablando, señores, de las rentabilidades más elevadas desde el año 1997.

La banca española continúa con su vía crucis. La deuda de las entidades españolas con el BCE se ha incrementado un 9,74% respecto al pasado mes de septiembre. Pero del sector bancario hablaremos largo y tendido otro día, porque merece casi un monográfico.

La prima de Italia ha roto los 500 puntos y su bono a 10 años el 7% (incluso la deuda de Francia marcó también máximos históricos). Mucho ojo que los países rescatados (Grecia, Irlanda y Portugal) solo aguantaron un mes y medio más o menos con estos ratios hasta que tuvieron que solicitar ayuda. Veremos Italia cuanto tiempo aguanta. El problema es que la suma de lo que costó el rescate de Grecia, Irlanda y Portugal más lo que costaría el de España es una cantidad inferior de lo que costaría únicamente el rescate de Italia. El FEEF solo tiene 250.000 millones de euros ahora mismo, no cubre a Italia ni de lejos. Entre que unos países no quieren aportar más y otros simplemente es que no pueden, la opción de un apalancamiento 1:4 es interesante, ya que se obtendría un poder económico de 1 billón de euros.

Mientras, el FMI lnegociaa la ampliación de préstamos mediante la aportación de algunos países emergentes, pero sin novedades por el momento. Así pues, todo apunta a que la mejor opción es que el BCE preste dinero como último recurso y monetice los bonos periféricos. El BCE debería de fijar un límite máximo en la rentabilidad de los bonos con la finalidad de controlar la crisis de deuda.

Así las cosas, las estimaciones de quiebra de Italia oscilan entre el 35-40%, pero España no se queda muy rezagada, un 30-33%. Mientras tanto, el bono alemán a 10 años, el Bund, es el beneficiado como activo refugio, aumentando su demanda y bajando su rendimiento.

Veamos el escenario de la renta variable. El viernes les comenté que el futuro del SP500 (el que manda en la renta variable mundial) sigue respetando la zona niveladora de los 1220-1223 puntos (incluso ninguna sesión ha abierto por debajo). Este hecho implica que sigue sin activarse una señal de debilidad o de agotamiento del impulso alcista iniciado el pasado mes de octubre. Mientras siga respetando dicha zona niveladora buscará su primera proyección en los 1273 puntos, estando la siguiente en los 1285-1289 puntos.

Pues bien, el lunes respetó dicha zona niveladora y se quedó la subida a 9 ticks de la primera proyección que les propuse. Hoy sigue aguantando la zona niveladora y por tanto debiera de seguir su ataque a los 1273 puntos como primer objetivo.


Del futuro dow Jones comentamos que debía de romper la zona de los 12180 puntos para seguir al alza. Si observan, tan solo una sesión realizó una mecha, incluso ninguna sesión ha abierto aún por encima de dicho nivel, de manera que hay que esperar.

Mi planteamiento es el siguiente: La renta variable no puede subir de una manera medio constante (que no sea a base de tirones un día para perder todo lo subido y más al día siguiente) mientras la volatilidad marcada por el Vix siga por encima del nivel 30 (se requiere 20-22 para empezar a subir), mientras las primas de riesgo de países de la UE sigan marcando máximos históricos. Sencillamente es imposible, sería ciencia ficción. Repito, otra cosa son las sesiones especulativas de subida, pero en modo alguno se puede formar así un suelo medio sólido en el tiempo.

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea