Las 15 principales estrategas que Wall Street piensa de cara al S&P500

Diciembre suele ser un gran mes para el mercado de valores, de hecho nunca ha sido el peor mes para el rendimiento de las acciones en un año hasta el 2018, cuando el S&P 500 cayó más de un 9% en diciembre. Pero incluso durante ese período el pasado año, el mercado de valores se benefició del llamado rally de Santa Claus que típicamente ha impulsado las ganancias a finales de diciembre: desde el 26 de diciembre, el S&P 500 subió un 6.6% en tan solo cuatro sesiones de negociación hasta el final del año.

Ahora nos encontramos en las últimas ocho semanas de 2019 y muchos inversores ya se prepraran para ese periodo mágico. Esta pauta estacional ha sido muy interesante en los últimos 20 años. Desde 1998, cuando el S&P 500 subió más del 9,5% desde el comienzo del año hasta la primera semana de noviembre, la ganancia promedio adicional fue del 4%. Eso sí, este año es especial también por los riesgos que supondría una escalada de la guerra comercial o un Brexit duro, pero los inversores, en general, no creen que necesitemos ver una solución al conflicto comercial entre Estados Unidos y China para que el mercado continúe en la parte noble de la tabla.

En lo que va de año, el S&P500 sube un 23%. Seguramente a muchos inversores les sorprenda saber que históricamente, los retornos entre 20% y 30% son los más comunes como bien pueden ver en el siguiente gráfico.

Imagen

Gráfico: Robeco

Las acciones estadounidenses han superado al resto de acciones mundiales y emergentes por bastante diferencia en líneas generales. Pero esto no siempre ha sido así. Por ejemplo, en la década anterior, el índice S&P 500 obtuvo un rendimiento negativo mientras que los mercados emergentes se dispararon nada más y nada menos que un 188%. Hay varias razones para entender esta brecha, pero una sería sin duda que la Bolsa norteamericana tiene una serie de compañías tecnológicas que han triunfado en Bolsa, entre otras cosas, porque aportan una serie de utilidades y ventajas fantásticas para prácticamente toda la sociedad.

No alternative text description for this image

Gráfico: GMO

Aquí tienen 15 de las principales estrategas que Wall Street piensa de cara al S&P500 y su objetivo.

Gráfico: Bloomberg

¿Y Europa? Los datos de exportaciones e importaciones en Alemania suponen un alivio para una economía bajo presión por las tensiones comerciales y políticas. Las exportaciones aumentaron un 1,5% tras el desplome de agosto, ofreciendo un respiro a la industria. Mientras, las importaciones suben un 1,3%, el mayor ascenso en más de doce meses. El resultado de la balanza comercial descarta un descenso más profundo que el registrado en el segundo trimestre. Es cierto que la guerra comercial y la incertidumbre del Brexit están golpeando a la industria alemana, que supone más del 20% del PIB nacional, arrastrando al resto de la economía. En el segundo trimestre del año, el PIB cayó un 0,1% y todo apunta que en el tercer trimestre ha entrado en recesión técnica, al descender dos trimestres consecutivos. Los datos del sector industrial se han ido agravando, el mercado laboral está comenzando a flaquear y el sector servicios, el otro puntal alemán, muestra síntomas de fatiga. El Bundesbank ya adelantó que la economía iba a registrar una nueva caída de PIB de julio a septiembre. Pero queda la duda de si el descenso va a ser más profundo que en el segundo trimestre, porque la subida inesperada de las exportaciones en Alemania reduce el riesgo de una recesión profunda.

El índice de referencia de la renta variable de Europa se dirige a su mayor ganancia anual desde 2009, mientras que las acciones estadounidenses están en su punto más alto. Pero dentro del repunte de la renta variable, algunas regiones muestran una mejor amplitud de mercado. Si bien el índice Stoxx Europe 600 puede estar rezagado con respecto al índice S&P 500 debido a ganancias corporativas más pobres y a preocupaciones económicas y políticas, sus ganancias se distribuyen de manera más uniforme. Y es que si bien el S&P 500 se ha disparado un 23% este año, los principales contribuyentes a dicha ganancia se han concentrado en compañías muy concretas y tecnológicas. Por el contrario, la recuperación del 20% en el Stoxx Europe 600 se extiende a través de diferentes sectores. Solo Apple fue responsable de contribuir un 9.4% al movimiento del S&P 500 en lo que va de año, seguida de Microsoft con el 7.2%. En Europa, ninguna acción contribuyó más del 5,5% al ​​Stoxx 600, siendo Nestlé la que más aportó.

Gráfico: Wall Street Journal

Acceda cada día a una información exclusiva. Pinche aquí para ver todas las ventajas que obtendría y saber qué pasa, por qué y cómo aprovecharlo

¿Le gusta el blog? Pues suscríbase (es gratuito) y así recibirá cómodamente y en tiempo real en su correo los artículos que se vayan escribiendo. Pinche aquí para suscribirse
 

Mis servicios

Dirigidos a toda persona interesada en los mercados financieros, tanto los que quieren empezar poco a poco y aprender, como los que llevan ya tiempo invirtiendo. Todo ello explicado de manera sencilla y amena, con el objetivo de que toda persona lo entienda independientemente de sus conocimientos o experiencia.

No hay comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: