Los mercados y el mantra del BCE

Los mercados y el mantra del BCE

 

La pasada semana escribí en Twitter lo siguiente: “definición de mantra: recursos que protegen nuestra mente de los pensamiento negativos, la enfoca y sosega. Al concentrarse en la repetición del sonido, todos los demás pensamientos se desvanecen poco a poco hasta que la mente queda clara y tranquila. El Banco Central Europeo lleva usando su mantra propio desde hace meses, repitiendo siempre la misma frase sin decir nada, pero a los mercados les basta y suben siempre que la oyen .El mantra es de sobra conocido, si es necesario adoptaremos medidas no convencionales incluido un programa QE».

Esto da muestra una vez más, por si a alguien le quedaba la más mínima duda, de que los mercados del Viejo Continente no llevan meses subiendo por razones macroeconómicas, sino porque esperan que papá BCE vuelva a echarles una mano, porque por sí solos no tienen fuerza aún. Y es que el índice de producción de la construcción en la eurozona en tasa interanual descendió al -1,7%. El dato de confianza del inversor  marcó -11,9 frente al -6,9 esperado. La producción industrial subió un ligero 0,6%, por debajo de lo esperado. El PMI manufacturero salió en 50,4 cuando se esperaba 50,9. El hecho de que el PMI caiga a mínimos de varios meses sigue alertando del riesgo de entrar en una espiral peligrosa de contracción económica. Y de la inflación mejor no hablar, muy alejada del objetivo del 2%. Al menos, el empleo se ha estabilizado tras bajar un poco por primera vez en once meses.

Y si echamos un vistazo rápido por países, Italia en recesión. Francia sigue siendo uno de los eslabones débiles, su actividad conjunta cayó por séptimo mes consecutivo. Alemania ha visto decrecer su actividad total a mínimos del verano del 2013 por la falta de nuevos pedidos y se sigue confirmando que crece de manera simbólica no entrando oficialmente en recesión por los pelos, recesión que implicaría que la economía no crece, se desacelera, así como la producción, el producto interno bruto y el consumo, aumentando el desempleo. En líneas generales, el resto de países no están para fiestas tampoco.

Cada día que pasa está más claro que el BCE no tendrá más remedio que comenzar a aplicar un programa QE, entre otras razones porque el panorama de la inflación sigue siendo sombrío y porque las medidas anunciadas el pasado 5 de junio por Mario Draghi, aunque es cierto que hay que darles un margen de tiempo, no terminan de funcionar como debieran. Así las cosas, el BCE no tendrá más remedio que comenzar a adquirir bonos de los países, deuda pública, con lo que un programa de flexibilización cuantitativa  estaría a la vuelta de la esquina, seguramente en la primera mitad del 2015. Este hecho es cada vez más palpado por los inversores, motivo por el cual las Bolsas siguen subiendo con fuerza.

Lo que sí es una realidad es que se necesita algo más que la de por sí aislada política monetaria para que la zona euro retome la senda del crecimiento, y si los países miembros no ponen de su parte con las reformas necesarias, incluso un QE caerá en saco roto de por sí. Esto es lo que plantea desde el principio Alemania para oponerse a un QE a la europea, pero no nos engañemos, resultará en decepción si lo comparamos con el de Estados Unidos. A todo esto añadan que los Gobiernos de Francia e Italia presionan al BCE para que les dé más margen con el déficit.

¿El problema en la eurozona? Pues el principal es la demanda, no hay demanda. Es así de sencillo y de complejo a la vez. Así pues, la eurozona podría ir directa hacia una nueva recesión, ya que tiene un elevado endeudamiento (público y privado) unido a un alto desempleo.

Un QE es cierto que ayudaría un poco a la situación económica, aunque seguramente no sea la panacea, pero a quienes sí que ayudaría sería a los mercados, a las Bolsas. Aunque aún es pronto para hablar de ello, hay algo que en su debido momento habrá que tratar, el descuento. Sí, porque las Bolsas llevan subiendo con fuerza un buen tiempo simplemente porque descuentan el anuncio del QE.

Foto cortesía de Free Photo Bank

Mis servicios

Dirigidos a toda persona interesada en los mercados financieros, tanto los que quieren empezar poco a poco y aprender, como los que llevan ya tiempo invirtiendo. Todo ello explicado de manera sencilla y amena, con el objetivo de que toda persona lo entienda independientemente de sus conocimientos o experiencia.